Aunque el gobierno federal arrancó el sexenio desde un punto bastante sólido en materia de cuentas fiscales, la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) generó un daño que ya está hecho, por lo que recuperar la confianza no será fácil y restaurar la de los mercados es uno de los grandes retos de la administración entrante, indicó Moody’s Investors Service. Al mismo tiempo, redujo la evaluación de los bonos verdes del Aeropuerto de la Ciudad de México.
“Veremos si el gobierno toma lecciones del costo fiscal de la cancelación del aeropuerto. Será importante ver cómo está construido el presupuesto, pero lo que sigue es el manejo del día a día”, señalo en teleconferencia el analista soberano de México en Moody’s, Jaime Reusche.
Dijo que las cuentas fiscales son un gran “legado” de la administración de Enrique Peña Nieto, pues el déficit fiscal deja una posición bastante cómoda y da espacio para absorber cualquier caída en ingresos públicos.
Sin embargo, abundó, hay dudas sobre el manejo fiscal del país y la dirección de las finanzas públicas, lo que contamina las perspectivas de inversión, pues los mercados son pesimistas ante un manejo “bastante desordenado”.

En este contexto, señaló que por el momento no peligra el grado de inversión del país, salvo que haya noticias negativas que cambien mucho el panorama, aunque aclaró que es imposible poder tener un escenario concreto porque la trayectoria de las políticas públicas no está definida para ver las direcciones que van a tomar. Por otro lado, redujo la evaluación de Bonos Verdes en los Bonos Garantizados Senior emitidos por el Fideicomiso NAFIN F / 80460 del Aeropuerto de la Ciudad de México, que se emitieron originalmente para financiar una parte de un nuevo proyecto de aeropuerto en Texcoco, Estado de México.

Según la agencia, esta acción afecta a cuatro tramos de los bonos senior garantizados emitidos por el fideicomiso, incluidos los de vencimiento en 2026 y en 2046 lanzados en 2016, así como los de vencimiento en 2028 y 2047 emitidos en 2017. RECOMPRA DE BONOS DEL NAIM Respecto a la recompra de los bonos del Fideicomiso del Aeropuerto de la Ciudad de México que anunció el gobierno federal, Moody’s indicó que la propuesta es “amigable y amistosa”.

El analista de infraestructura de Moody’s México, Adrián Garza, explicó que en la subasta que hará el gobierno federal los inversionistas, voluntariamente, pueden vender su posición en un rango de entre 900 y mil dólares por cada mil dólares, y los que no vendan las posiciones quedarán solamente expuestos a la Tarifa de Uso Aeroportuario del proyecto actual que ha funcionado como fuente de pago.

Por su parte, Fitch Ratings considera que la propuesta de recompra de los bonos del Mexcat por parte del gobierno federal aliviará algunos riesgos a corto plazo, toda vez que dará lugar a una reducción inmediata de la deuda pendiente, mientras que el consentimiento puede evitar que los tenedores de los instrumentos generen un evento de incumplimiento y aceleración de los vencimientos de la deuda.

Y ADEMÁS PIDE CCE CERTIDUMBRE

l nuevo gobierno debe continuar la apuesta por la libertad de empresa, integración económica y certidumbre jurídica, con el fin de que México no pierda competitividad, pidió el Consejo Coordinador Empresarial. También agregó que el país debe conducirse por el libre comercio y la generación de confianza para más oportunidades laborales.