EU levanta restricción de ingreso a refugiados

6

Agencias/Washington

El gobierno del presidente Donald Trump volvió a autorizar la entrada de refugiados de 11 naciones al país, tras 94 días de paralización, pero aumentó las medidas de seguridad del Programa de Admisión de Refugiados.
En octubre pasado, Estados Unidos volvió a autorizar la entrada de refugiados, pero ordenó reforzar el análisis de sus solicitudes y excluyó del proceso a ciudadanos de 11 naciones no identificadas.
Según grupos de defensa de derechos de los refugiados, la lista la incluye a Egipto, Irán, Irak, Libia, Mali, Somalia, Sudán del Sur, Sudán, Siria y Yemen, además de Corea del Norte.
“Es sumamente importante que sepamos quién ingresa a Estados Unidos”, dijo la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen al anunciar la medida.
Añadió que durante el año fiscal 2018, EU pretende admitir un máximo de 45 mil refugiados, una reducción de 60 por ciento a los 110 mil de 2017 y la cifra más baja desde 1980.
En tanto, el presidente Trump nombró como nuevo secretario de Salud a Alex Azar, de 50 años, y le pidió ponerse “duro” con las farmacéuticas y los hospitales para atajar la crisis de adicción a opiáceos, convertida en una “plaga” en EU, además de rebajar los precios de fármacos con receta.
Azar, un ex directivo de la multinacional farmacéutica Eli Lilly and Co., fue confirmado la semana pasada por el Congreso y reemplaza a Tom Price, quien dimitió tras conocerse que usó jets privados para viajes oficiales.
“Vamos a ser muy duros con las compañías farmacéuticas y los doctores en ese tema, porque lo que está pasando es increíble. Y finalmente, pondremos fin a esta plaga en las vidas de familias y comunidades”, dijo Trump ante Azar.
Según datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, 64 mil personas murieron en 2016 por sobredosis de opiáceos (incluida la heroína) en EU, es decir 175 personas al día y siete víctimas mortales cada hora.
En octubre, Trump declaró “emergencia de salud pública” el abuso de analgésicos opiáceos, lo que permite destinar fondos ya existentes a escalas estatal y federal a la lucha contra la adicción.
Mientras, Andrew McCabe, de 49 años, subdirector del Buró Federal de Investigaciones (FBI), muy criticado por el presidente Trump desde hace meses por su presunta parcialidad a favor de la oposición demócrata, renunció al cargo. De inmediato la Casa Blanca declinó toda responsabilidad en su dimisión.
“McCabe y Comey tuvieron papeles clave en la investigación del FBI sobre Hillary Clinton, la rival demócrata de Trump en los comicios de 2016, finalmente absuelta de malas prácticas por uso indebido de un servidor de e-mail personal cuando era secretaria de Estado de Barack Obama.
También, el Departamento de Estado informó que 19 turistas de EU en Cuba reportaron desde septiembre haber sufrido los mismos síntomas de afección auditiva que funcionarios de la embajada de EU en La Habana.
A la vez, el Comité de Inteligencia de la Cámara baja votó a favor de hacer público un memorando elaborado por el Partido Republicano que recoge “impactantes” abusos de vigilancia del Departamento de Justicia sobre las investigaciones de la llamada “trama rusa”.
La medida pone fin a semanas de especulaciones sobre si el texto se haría finalmente público.
El presidente Trump tiene cinco días para revisar y rechazar o permitir su publicación.

Milenio Diario