Empresas de Canadá y Australia operarán el circuito mexiquense

29

Roberto Valadez/México

La Comisión Europea aprobó la compra del control conjunto de Concesionaria Mexiquense (Conmex), operadora del Circuito Exterior Mexiquense, por parte del inversionista institucional canadiense Caisse de dépôt et placement du Québec (CDPQ) y el australiano IFM Investors.
La transacción no presenta problemas de competencia en el área económica europea porque Conmex opera únicamente en México y en mercados no relacionados con aquellos en los que CDPQ está activo, concluyó la Comisión Europea.
En febrero pasado el inversionista canadiense informó que compraría 49 por ciento de las acciones de la empresa mexicana que posee IFM Investors.
El fondo australiano indicó que a pesar de la venta de títulos en Conmex, tendrá una
inversión y control de la subsidiaria a través de OHL Concesiones, que recientemente la compró a OHL España.
La Comisión Europea especificó que el caso se revisó con el procedimiento simplificado de escrutinio de concentraciones, por lo que se concluyó que no existen peligros en la competencia.
La presencia de Concesionaria Mexiquense es la de operar un sistema de peaje privado en 111 kilómetros de vías en el noreste del área metropolitana.
Por su parte, IFM administra 25 mil millones de dólares en nombre de más de 175 inversores institucionales y tiene 28 fondos activos en Australia, América del Norte y Europa.
La compañía tiene un portafolio de inversiones que incluye diversos sectores de agua, energía, puertos, aeropuertos, trenes y caminos.
En enero de este año el fondo australiano adquirió ciento por ciento de las acciones de OHL Concesiones, filial de OHL, una operación que estuvo valuada en aproximadamente 2 mil 235 millones de euros.
La transacción incluye 20 concesiones operativas en España, México, Chile, Colombia y Perú; los dos proyectos de OHL en liquidación (Cercanías Móstoles-Navalcarnero y Eje
Aeropuerto) quedaron excluidos del proceso.
“La venta de OHL Concesiones a IFM permite cancelar los mil 500 millones de euros de deuda bruta con recurso total de la compañía, dejando una posición positiva de tesorería. Desde esta sólida posición financiera la compañía inicia una nueva etapa que estará basada en potenciar sus capacidades de construcción en las geografías en las que actualmente está presente”, indicó OHL.

Milenio Diario