El gobierno utiliza a la PGR para la guerra sucia: Anaya

21
El candidato presidencial se presentó ayer en la dependencia y entregó un escrito

Selene Flores y Rubén Mosso/México

El candidato presidencial de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, se presentó ayer en las instalaciones de la PGR y entregó un escrito dirigido al procurador encargado de despacho, Alberto Elías Beltrán, para exigirle aclarar si existe alguna prueba que lo implique en la comisión de alguna conducta indebida.
Ello, tras los señalamientos en su contra por la presunta triangulación de recursos para la compraventa de un inmueble en el estado de Querétaro.
“Hace tres días, la PGR emitió un ambiguo boletín de prensa para confundir a la opinión pública, dañando mi imagen y favoreciendo al candidato del PRI, José Antonio Meade”, acusó Anaya.
Por la tarde, la PGR respondió al aspirante presidencial y en un comunicado aseguró que el Ministerio Público federal actúa conforme a la ley y es ajeno a los procesos electorales o actividades partidistas.
Subrayó que Ricardo Anaya estuvo ayer en las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), “donde se le invitó públicamente, en repetidas ocasiones, a rendir declaración ministerial para lo que a derecho convenga, lo cual fue rechazado por el candidato”.
El abanderado de la coalición PAN-PRD-MC calificó de “absolutamente falso” que se haya negado a dar declaración alguna.
Según explicó en un comunicado, lo que verdaderamente ocurrió fue que al estar voluntariamente en las instalaciones de la PGR y tras recibir copia sellada del escrito dirigido a Elías Beltrán, “un funcionario me dijo que en caso de desear hacer alguna declaración adicional, él estaba para recibirla, y le respondí con claridad que lo que yo deseaba manifestar estaba contenido en el escrito presentado”.
Acompañado por los dirigentes nacionales del PAN, Damián Zepeda; del PRD, Manuel Granados, y de MC, Dante Delgado, así como Diego Fernández de Cevallos y Santiago Creel, el candidato panista arribó después del mediodía a la PGR.
Ahí lo recibió un funcionario de la Seido y cordialmente le preguntó en dos ocasiones si deseaba hacer una declaración adicional al contenido del escrito.
Anaya le respondió que su promoción estaba dirigida al encargado de despacho de la PGR, no al de la Seido, y que en ese documento estaba claro su reclamo y nada tenía que agregar.
Posteriormente, en un mensaje a los representantes de los medios informativos, el también ex presidente nacional del PAN aseguró que la PGR se ha prestado a la guerra sucia orquestada por el PRI, al omitir “dolosamente” señalar que a quien están investigando no es a él, sino a otra persona.
Sostuvo que el escándalo político producido “arteramente” tiene como propósito manchar su prestigio y beneficiar al candidato del PRI, aunado a que sus adversarios lo aprovechan “con la cobardía que les caracteriza.
“Exijo que, con la misma rapidez con la que emitieron un boletín hace tres días, sin pretextos informen a los ciudadanos si después de cinco meses de investigación encontraron algún dato de prueba que implique la comisión de alguna conducta indebida de mi parte. Vengo personalmente, porque el que nada debe, nada teme”, remarcó.
El caso
En su respuesta a Anaya, la PGR aseguró actuar conforme a la ley, llevar a cabo investigaciones en el marco de obligaciones constitucionales sobre la posible comisión de delitos y ser ajena a los procesos electorales o actividades partidistas.
“De ser el caso, citará a las personas que sea necesario en función del debido esclarecimiento de hechos posiblemente constitutivos de delitos”, indicó.
Hace unos días, la PGR giró un citatorio a Manuel Barreiro Castañeda, para que se presente a declarar en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, porque se le investiga por presuntos delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita.
Contra el queretano existe una alerta migratoria; a partir de una denuncia, a Barreiro se le señala de supuestamente trazar un esquema de triangulación para hacer llegar 54 millones del pesos a Ricardo Anaya.
El pasado jueves, un juez federal concedió una suspensión provisional a Manuel Barreiro que impide a la PGR determinar la carpeta de investigación (consignar ante un juez y solicitar orden de aprehensión) que se integra contra el empresario.
Un día antes de concederse la medida cautelar, la PGR informó que el 26 de octubre de 2017 recibió una denuncia sobre hechos posiblemente constitutivos del delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, derivado de lo cual se inició carpeta de investigación.
Autoridades federales revelaron que el caso tiene que ver con Barreiro Castañeda, quien de acuerdo con señalamientos del abogado Joaquín Xamán McGregor, dos de los ex trabajadores del empresario participaron en el esquema de triangulación para hacer llegar recursos a Ricardo Anaya.
La explicación
A través de un video en redes sociales, el panista explicó el proceso de compra, construcción y venta del inmueble por el que se le acusa.
Anaya reiteró que el terreno lo adquirió en 2014 a precio de mercado y que la compra se realizó al Parque Industrial y no al empresario Manuel Barreiro.
Dos años después, comenta, construyó una nave industrial de 7 mil metros cuadrados, que vendió en 54 millones de pesos, a la empresa Manhattan Master Plan, cuyo accionista es Juan Carlos Reyes, quien le pagó a través de tres transferencias bancarias.
“Con esos recursos hice varias cosas, primero pagué la deuda del terreno, luego pague impuestos y decidí comprar otro terreno en el mismo parque para volver a construir con esa misma empresa”.

Milenio Diario