Congreso de EU deja en el limbo a los dreamers

18
Mitch McConnell, líder de la mayoría, culpó a demócratas de no aceptar una oferta “generosa” del presidente

AP/Washington

El Senado dejó a miles de dreamers en el limbo al rechazar diversas propuestas que habrían evitado su deportación y fortalecido la seguridad fronteriza del país. Los senadores le asestaron al presidente Trump un golpe severo después de que más de un cuarto de los republicanos le dieron la espalda en un tema que lo ayudó a llegar a la Casa Blanca.
También fue rechazado un plan que presentó un grupo bipartidista de senadores, que ofrecía concesiones para proteger a los jóvenes inmigrantes, financiamiento para levantar un muro en la frontera y un aumento a las restricciones para la inmigración legal en general.
Ocho republicanos se unieron a la mayoría de los demócratas en respaldo de esa propuesta, pero no alcanzó los votos necesarios después de que la Casa Blanca amenazó con vetar la iniciativa.
Las votaciones de la jornada, en la que se rechazaron cuatro propuestas distintas, ilustran nuevamente los problemas del Congreso para concertar un acuerdo en un tema que durante años ha demostrado ser irresoluble.
El resultado deja entrever que puede no haber una solución permanente que ayude a los dreamers que llegaron a EU durante su infancia.
Las votaciones en el Senado dejan a los jóvenes inmigrantes a merced del plazo del 5 de marzo que le impuso Trump al Congreso para restaurar el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), tras cancelarlo el año pasado.
Cortes federales han emitido órdenes temporales que impiden al presidente poner fin al programa puesto en marcha en la era Obama, pero sin la acción del Congreso, los inmigrantes enfrentarán un creciente riesgo de deportación una vez que expiren sus protecciones.
“Parece que los demagogos de izquierda y derecha volvieron a ganar en inmigración”, dijo el senador republicano Lindsey Graham, quien ayudó a redactar el plan bipartidista, pero también votó a favor de la medida de Trump. “La única manera es que el presidente tome las riendas y nos guíe a una solución”.
La Casa Blanca arremetió contra la propuesta bipartidista, a la que describió como una “política peligrosa que perjudicará al país”, y criticó una cláusula que instruía al gobierno a priorizar el ejercicio de la ley contra de inmigrantes que lleguen a partir de julio.
Después de que el Senado rechazó las cuatro propuestas, el líder de la mayoría Mitch McConnell culpó a los demócratas por no aceptar lo que definió como una oferta “generosa” por parte de Trump.
“Dejaron ir una oportunidad de oro de resolver el problema”, dijo McConnell.

Milenio Diario