Comisión Europea busca erradicar las fake news en redes

11

Mahreen Khan y Michael Peel/Bruselas

Bruselas se prepara para tomar medidas enérgicas contra las empresas de redes sociales que fueron acusadas de difundir “noticias falsas”, y emitió una enérgica advertencia de que escándalos como la filtración de datos de Facebook amenazan con “socavar nuestros sistemas democráticos”.
La Comisión Europea teme que las elecciones del próximo año para el Parlamento Europeo puedan ser vulnerables a la “desinformación” masiva en línea de los euroescépticos. Su preocupación aumentó después de que un informante acusó que Cambridge Analytica reunió información personal hasta de 50 millones de usuarios de Facebook y la utilizó para dirigirse a los votantes en las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Cambridge Analytica negó que en su modelo se utilizaron los datos de Facebook.
Julian King, comisionado europeo para la seguridad, demanda “un plan de juego claro” sobre cómo las compañías de redes sociales van a poder operar durante los periodos electorales sensibles, comenzando con los comicios para el Parlamento Europeo que se realizarán en mayo de 2019.
En una carta de Julian a Mariya Gabriel, comisionada de economía digital, se llama a una mayor transparencia sobre los algoritmos internos que utilizan las plataformas de internet para promover historias, limitar la “recolección” de información personal para fines políticos, y una apertura por parte de las empresas de tecnología para conocer quién financia “el contenido patrocinado” en sus sitios web.
Julian propone un “enfoque más vinculante” que la autorregulación, incluidos “indicadores de desempeño clara y cuidadosamente definidos”.
Sus propuestas cuentan con el respaldo de los otros comisionados que elaboran la primera política de la Unión Europea para luchar contra “la desinformación en línea” que se publicará a finales de este mes.
Las revelaciones de Cambridge Analytica turboalimentaron el debate, con funcionarios de la Unión Europea que presionan por unas guías más fuertes sobre cómo deben comportarse las plataformas para proteger la democracia.
Las “actividades psicométricas dirigidas” como las de Cambridge Analytica, una compañía de análisis de datos, solo son una “vista previa de los efectos profundamente inquietantes que la desinformación podría tener en el funcionamiento de las democracias liberales, escribió Julian en una carta con fecha del 19 de marzo.
“Está claro que la amenaza de seguridad cibernética a la que nos enfrentamos cambia de dirigirse principalmente a sistemas a uno en el que cada vez más despliega medios cibernéticos para manipular el comportamiento, profundizar las divisiones sociales, agrega.

Twitter: @mikepeeljourno, @mehreenkhn.

Financial Times / Milenio Diario