CNH aplaza rondas; busca más licitadores

12
Solicitud de la Secretaría de Energía

Cristina Ochoa/México

La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) aplazó las licitaciones petroleras de la Ronda 3.2 y 3.3, así como los farmouts de Pemex, para el próximo 14 de febrero.
Mediante su cuenta de Twitter la comisión anunció que la decisión fue derivada de una solicitud por parte de la Secretaría de Energía (Sener), a fin de promover un mayor número de participantes, expuso.
La resolución fue tomada durante la 41 Sesión Extraordinaria del Órgano de Gobierno de la CNH. Dichas rondas se realizarían el 27 de septiembre y el 31 de octubre, respectivamente.
“Creo que es una buena oportunidad para poder empatar esos procesos de licitación con el trabajo que podamos tener con el equipo de transición y con la nueva administración”, dijo durante la sesión el presidente de la CNH, Juan Carlos Zepeda.
Añadió que el periodo se abre para que se tenga un trabajo de revisión de contratos, “no solo en los procesos de licitación, sino en los contenidos de los contratos, para que, en su caso, la nueva secretaría tenga la oportunidad de hacer las precisiones que pueda requerirse”, dijo.
La ronda 3.2 será para 37 contratos de licencia en campos convencionales terrestres en las zonas de Sabina-Burgos, Veracruz y Tampico-Misantla, así como las cuencas del sureste; en tanto, la 3.3 será para nueve contratos en campos no convencionales (shale), en el estado de Tamaulipas.
En el caso de Pemex, el gobierno busca socios en siete áreas en el sur del país que contienen crudo ligero, superligero y gas húmedo.
Las áreas contractuales de Pemex, que incluyen en algunos casos exploración, pero principalmente extracción, están en los estados de Tabasco, Veracruz y Chiapas, en el sur del país.
“Son licitaciones en tierra, particularmente propicias para impulsar el contenido nacional y pudiera haber ahí por parte de la Secretaría de Energía alguna modificación”, dijo Zepeda.
Andrés Manuel López Obrador, dijo el mes pasado que luego de triunfar pediría al gobierno saliente que cancelara las licitaciones, pero funcionarios del sector energético dijeron que eso era imposible y que las subastas seguirían adelante.

Milenio Diario