CNDH: autogobierno, en la mitad de cárceles estatales, entre ellas Campeche

20

Eugenia Jiménez/México

Una de cada dos cárceles estatales tiene autogobierno, informó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).
En el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2017, el organismo defensor otorgó una calificación promedio de 6.30 (en una escala de 10) a 131 centros penitenciarios estatales que visitó; sin embargo, hizo ver que en 66 detectó condiciones de autogobierno.
La CNDH también revisó 44 prisiones municipales, a las que otorgó una calificación promedio de 3.99; a 20 centros federales les dio 7.33 y a tres cárceles militares, 8.13.
Nayarit acaparó los tres centros de reclusión municipal peor calificados: el de Acaponeta, con 1.62; el de Rosamorada, con 1.67, y el de San Blas, con 1.86.
En comparación, las cárceles municipales mejor evaluadas fueron dos de Puebla (la de Zacapoaxtla, con 6.48, y la de Teziutlán, con 6.05) y una de Quintana Roo (la de Solidaridad, con 6.46).
Respecto a las prisiones estatales, las mejor evaluadas fueron dos de Guanajuato (la de San Miguel de Allende, con 8.59, y la de León, con 8.44), y una de Coahuila (la de Saltillo, con 8.55).
Mientras, las peor calificadas son la de Ciudad Victoria, Tamaulipas, con 4.01; así como las de Iguala y Acapulco, Guerrero, con 4.05 y 4.08, respectivamente.
Acerca de los penales federales, los que están a la cabeza son “Aserradero”, “Bugambilias” y “Morelos” en las Islas Marías con 8.66, 8.47 y 8.41, respectivamente.
Los que se quedan atrás son el número 9 de Chihuahua, el 15 de Oaxaca y el 8 de Sinaloa, con 6.40, 6.83 y 6.91, respectivamente.
De las cárceles militares la mejor fue la del Campo Militar 1, con 8.11, y la más baja la de La Mojonera, en Zapopan, Jalisco, con 8.27.
Al dar a conocer los resultados del estudio, Ruth Villanueva Castilleja, tercera visitadora de la CNDH, precisó que visitaron en total 198 centros varoniles, mixtos y femeniles, los cuales representan 52.38 por ciento de los que hay en el país.
Al momento de las visitas contaban con una población de 186 mil 829 personas, que significa 86.1 por ciento del total de los detenidos.
En conferencia de prensa, explicó que en promedio los centros femeniles obtuvieron una calificación de 7.26, mientras que los mixtos, 5.98.
Esto muestra que las condiciones de los centros específicos para mujeres son mejores, al considerar que cuentan con aspectos que atienden a sus condiciones específicas, agregó.
Villanueva Castillejas expuso que las mayores deficiencias encontradas en las cárceles fueron la separación entre procesados y sentenciados, insuficiencia de personal de seguridad y custodia, deficientes condiciones materiales y de higiene, hacinamiento, falta de actividades laborales y de capacitación para el trabajo, autogobierno y cogobierno, así como falta de prevención y atención de incidentes violentos.
En la mayoría de los centros visitados no se cuenta con algún programa para la prevención de adicciones y de desintoxicación voluntaria.
Abundó que en 69 centros visitados se pudo observar “un pobre control” en el ejercicio de las funciones de autoridad por parte de los servidores públicos, así como deficiencias en actividades productivas, educativas y deportivas, en la alimentación, mantenimiento y limpieza, así como en el control del ingreso de visitas.
Las entidades donde se localizaron prisiones con autogobierno son: Chiapas, CdMx, Campeche, Baja California Sur, Guerrero, Estado de México, Hidalgo y Jalisco.
La visitadora consideró fundamental que las autoridades encargadas de conducir el Sistema Penitenciario Nacional utilicen el diagnóstico de forma propositiva para desarrollar acciones de evaluación y planeación que determinen las políticas públicas necesarias para optimizar los aspectos que incidan en las condiciones dignas y gobernabilidad de los centros. m