Casinos culpan a la banca de su opacidad

8
Esta industria tiene la capacidad de cumplir con la ley, subraya Miguel Ángel Ochoa.

Roberto Valadez/México

Los empresarios de casinos acusaron a las instituciones financieras, específicamente a HSBC, Inbursa y Multiva, de cerrar o no permitir la apertura de cuentas bancarias, lo cual afecta el desarrollo de sus negocios.
Los bancos mencionados argumentan que las medidas son debido a que los casinos son vulnerables al lavado de dinero, aunque no existe ninguna investigación del gobierno al respecto ni se ha dado algún caso relacionado, afirmó en entrevista el presidente de la Asociación de Permisionarios, Operadores y Proveedores de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuesta en México (Aieja), Miguel Ángel Ochoa.
Las principales afectaciones, ante la negativa de las instituciones financieras para tener cuentas de empresas de entretenimiento, son que no las ayudan a cumplir la ley y las obligan a volverse clandestinas.
Algunas firmas del sector que han sufrido problemas son Juegos y Sorteos Jalisco, que tiene un permiso de vigencias hasta 2037 para operar ese tipo de complejos.
De acuerdo con el acta emitida por la Dirección General de Juegos y Sorteos (DGJS) los apoderados de esa empresa son Germán Daniel Michel Velasco y Rodrigo David Galvan Graf. Otros establecimientos que tienen son Gran Casino San Juan y Casino Miravalle, ubicados en Jalisco; Casino Bahía y Maya Princess, en Quintana Roo, y Grand Arenia, en Baja California.

TRANSPARENCIA
Si lo que se busca es fiscalizar y revisar los recursos económicos de los casinos, la mejor forma es tener el dinero dentro de las instituciones financieras, afirmó Miguel Ángel Ochoa.
Otra compañía a la que se le han cerrado cuentas bancarios o no se le ha permitido abrir es El Palacio de los Números, cuyo permiso inicial lo obtuvo en febrero de 2006 y tiene una vigencia de 25 años.
Esa empresa opera 30 complejos de entretenimiento, uno de ellos es La Cima Casino Sport Book, que se ubica en Mérida, Yucatán, y Winpot Casino, en Hermosillo, Sonora.
Los apoderados de la compañía son Miguel Ángel Miyar Laris, Javier Santamaria Fragoso y Martin Juan Fuentes Telich.
El presidente de la Aieja señaló que todas las empresas del sector desean y pueden cumplir con los requisitos exigidos por la ley, por lo que buscan abrir cuentas bancarios en las diversas instituciones.
Si continúan cerrando cuentas o no dejan que se abran más, ¿dónde vamos a meter el dinero?, cuestionó el directivo.
Comercializadora de Entretenimiento de Chihuahua es otra firma que ha tenido problemas con los bancos; su permiso de operación está vigente hasta 2030.
Esa compañía tiene en operación 13 casinos, entre ellos Foliatti, ubicados en Nuevo León y
Jalisco.
Por otra parte, el presidente de la Aieja comentó que el crecimiento de la industria en número de salas este año será mínimo, al ubicarse en 324, lo que significa un aumento de 3.1 por ciento.
El escenario descrito se debe a que el gobierno federal ha basado su trabajo en ordenar el sector, y ha dejado de aprobar nuevos complejos de entretenimiento.

Milenio Diario