Anaya desea éxito al tabasqueño

14

Silvia Arellano/México

A pesar de la derrota Ricardo Anaya, candidato de Por Mexico al Frente, no perdió la sonrisa. Durante casi nueve horas estuvo desaparecido, nadie confirmó dónde se encontraba y solo se le vio cuando admitió el triunfo de Andrés Manuel López Obrador, a quien dijo que en las causas comunes contará con su apoyo.
“Desde aquí le digo al próximo Presidente de la República: en las causas que nos son comunes, contará con nuestro apoyo, en la agenda con la que disentimos encontrará en nosotros una oposición tan firme y frontal como institucional y democrática”, señaló.
Anaya dijo que habló por teléfono con el tabasqueño para felicitarlo y desearle el mayor de los éxitos.
“Creo en la democracia, porque soy un demócrata, digo hoy ante las y los mexicanos que la información de los resultados con la que cuento me indica que la tendencia favorece a Andrés Manuel López Obrador”, añadió.
Poco antes de las 21 horas en el área designada del hotel Camino Real en Polanco, se percibió un ambiente frío, hubo murmullos y seriedad. En el escenario se mostró unidad, agradecimiento y sonrisas, pero tras bambalinas hubo llanto, ojos rojos y rostros desencajados.
No tuvo la suerte que esperaba, por la mañana, el frentista dijo que el amor de su familia era su amuleto, que estuvo junto a él hasta el último minuto.
Anaya fue recibido con aplausos y gritos de Presidente. En el escenario aparecieron los líderes nacionales del PAN, Demián Zepeda; del PRD, Manuel Granados, y de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado.
Anaya, como lo hizo durante los últimos 90 días, señaló que el gobierno federal usó facciosamente a la PGR y a otras instituciones “para golpear mi campaña y lastimar mi candidatura”.
Sin embargo, indicó que lo ocurrido “no mancha la victoria de López Obrador. La ciudadanía quería un cambio y optó mayoritariamente por la opción que él representa”.
En un mensaje de casi cinco minutos, agradeció “desde lo más profundo de mi corazón, a las y los millones de mexicanos que me dieron su voto, haber merecido su confianza es el mayor honor que he recibido en toda mi vida”.
Anaya se despidió entre abrazos y felicitaciones de su colaboradores.
Más de una hora formado
Por la mañana el panista llamó a votar con el corazón y pidió a los ciudadanos no quedarse en su casa.
Acompañado por su esposa Carolina Martínez, y sus hijos Santiago, Mateo y Carmen, Anaya llegó a las 9:40 a la casilla 483 Básica en Querétaro, donde el panista creció, estudió y se casó.
Con 54 minutos de retraso se abrió la casilla provocando que fuera lento el acceso, y por este motivo el panista tuvo que estar formado cerca de hora y media.
Su esposa se dijo nerviosa y contenta, y confiaba en que el panista tendría una buena jornada. Sus hijos Mateo y Santigo también manifestaron su alegría por acompañar a su papá a emitir su voto. Mientras, Carmen, la hija menor, pidió a Anaya que la cargara.
Con una militancia de 18 años, Anaya dijo que como todos los días se levantó temprano para leer la síntesis. Desayunó un licuado de proteína y al escucharlo, su esposa le pidió comer otra cosa, porque no era suficiente para aguantar toda la jornada.
Amigos y familiares se acercaron a la fila de más 50 personas para saludar, abrazar y tomarse una selfie con el candidato presidencial.
Se le vio tranquilo, hasta relajado tras los casi seis meses en los que visitó 31 de los 32 estados del país para pedir, primero el voto de los militantes en la precampaña que arrancó a mediados de diciembre y después el respaldo de los ciudadanos.
Mientras esperaba su turno el panista se dio tiempo para jugar con los niños y explicarles cada cuándo se llevan a cabo las elecciones, y por qué no se borra la tinta que se unta tras emitir el voto. Pero, la pregunta que hizo enmudecer por unos segundos a Anaya y su esposa fue la de Carmen: ¿por quién votaste la vez pasada?
Juan Pa, un menor de 6 años corrió a los brazos de Anaya y soltó: “soy tu fan”. Mientras el panista comentó a su hijo Mateo que él podía decir, si así quería, por quién había votado.
Después de votar, poco después de las 11 de la mañana, Anaya posó junto con su familia para las fotos del recuerdo frente a las urnas y mostró su boleta para Presidente marcada con cruces en el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano.
Más tarde, en conferencia de prensa, el abanderado llamó a los ciudadanos a “votar con el corazón” y dijo que confía en las autoridades electorales.
El frentista mostró su papeleta para votar para Presidente y marcó con una X los logotipos de PAN, PRD y Movimiento Ciudadano.
Después, en un mensaje dijo que se sentía contento y emocionado, “lleno de esperanza, convencido de que será un gran día, extraordinario por el país, para la democracia en México”.
Invitó a los ciudadanos a votar: “Votemos con el corazón pensando en el futuro de nuestro país, pensando en nuestros hijos, pensando en las familias de México, me da mucho gusto que me informan que la votación en este momento ha sido muy nutrida, mucha gente ha salido en toda la República”.
“Estoy convencido de que los resultados se van a respetar, este va hacer un gran día, extraordinario, va a ser histórico para nuestro país”.
Más tarde, regresó a Ciudad de México, donde estuvo pendiente de la jornada electoral. Por primera vez, se vio a elementos del Estado Mayor Presidencial resguardar las instalaciones donde se encontraba el candidato de PAN, PRD y Movimimieno Ciudadano.

Milenio Diario