Alista la Corte resolución del caso Caro Quintero

41

Rubén Mosso/México

Después de un año de espera, la primera sala de la Suprema Corte tiene previsto resolver en las primeras semanas de 2018, el amparo que promovió Rafael Caro Quintero, quien busca no ser extraditado a Estados Unidos.
El capo logró que la Corte no discutiera el proyecto de Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, quien proponía negarle el amparo y que estaba contemplado discutirse en diciembre de 2016; Caro argumentó que el ministro estaba impedido. Ahora, la Corte tiene previsto poner punto final al tema.
Así, como este caso, los ministros que integran la sala abordarán si la Corte debe ejercer su facultad de atracción para conocer la petición del segundo tribunal colegiado en materia penal del séptimo circuito, quien solicitó conocer del amparo que presentó Diego Cruz Alonso, uno de Los Porkys acusado de abusar sexualmente de la menor Dafne N.
La ministra Norma Piña Hernández deberá presentar un proyecto de resolución, en el cual plantee si se ejerce la atracción.
Según las investigaciones de las autoridades veracruzanas, el 2 de enero de 2015, cuatro amigos de familias adineradas de la citada entidad, entre ellos Diego Cruz, obligaron a una menor a subir a un auto donde presuntamente el acusado abusó de ella.
Otro de los temas que tiene programados abordar la Corte es el amparo en revisión que promovió la madre de una menor enferma de leucemia, que pertenece a la etnia rarámuri y profesa la religión Testigos de Jehová, quien impugnó la determinación de DIF de Chihuahua, de asumir la tutela de su hija a fin de tomar decisiones relacionadas con su salud, como el tratamiento a base de una transfusión de sangre.
La madre promovió juicio de amparo contra la Subprocuraduría de Protección Auxiliar de Niñas, Niños y Adolescentes de Chihuahua, por la discriminación en razón del origen étnico y creencias religiosas de la quejosa, al prohibirle tomar las decisiones en cuanto a la salud de la menor.
La Corte también analizará el amparo que presentó el abogado Ulrich Richter contra la negativa de la Comisión de Autorización Sanitaria de la Cofepris a la solicitud que realizó para el autoconsumo regular de mariguana, con fines meramente lúdicos y recreativos, así como para ejercer los derechos correlativos como la siembra, cultivo, cosecha, preparación, acondicionamiento, posesión, transporte en cualquier forma, empleo, uso y en general todo acto que estuviese relacionado, excluyendo los relativos al comercio, como la distribución, enajenación y transferencia del enervante.
La autoridad responsable determinó que por el momento no puede expedir la autorización, porque están expresamente prohibidos en los artículos 235, 237, 245, fracción I, 247 y 248 de la Ley General de Salud.

Milenio Diario