Alarmante presencia de Rusia y China en AL, alerta Tillerson

28
La embajadora Roberta Jacobson y Carlos Mendoza, director del IME, recibieron al estadunidense en el AICM

Agencias y Carolina Rivera/Austin y México

El secretario de Estado estadunidense, Rex Tillerson, alertó sobre la “creciente” y “alarmante” presencia de China y Rusia en Latinoamérica, antes de comenzar su primera gira por la región.
En un discurso en la Universidad de Texas, en Austin, donde se educó, aseguró que la estrategia de la administración del presidente Donald Trump para la zona se sustenta en los pilares del crecimiento económico, la seguridad y la democracia.
“América Latina no necesita nuevos poderes imperiales que solo buscan beneficiar a su propia gente… El modelo de desarrollo liderado por China recuerda al pasado. No tiene que ser el futuro del hemisferio. La creciente presencia de Rusia en la región también es alarmante”, agregó.
El jefe de la diplomacia subrayó que “las prácticas comerciales desleales” de Pekín costarán empleos locales y se quejó de que Moscú venda armas a “regímenes (…) que no comparten ni respetan el proceso democrático”.
Al presentar la visión del gobierno de Donald Trump con relación al continente americano, promovió un enfoque de crecimiento económico, seguridad y democracia para las Américas, en contraste con la Venezuela “corrupta y hostil” de Nicolás Maduro, y llamó a los gobiernos a cooperar más con Estados Unidos.
Tillerson recordó que “los gobiernos que rinden cuentas a su pueblo también aseguran su soberanía frente a posibles depredadores”. “Con Estados Unidos tienen un socio multidimensional, uno que beneficia a ambas partes”, enfatizó.
También destacó la necesidad de modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). “Soy texano, ex ejecutivo de la energía y ranchero y sé qué tan importante”. Sin embargo, dijo, un acuerdo comercial firmado hace casi tres décadas, antes de la existencia de internet y de que China se convirtiera en un competidor global, requiere modernizarse para que la región pueda permanecer competitiva.
Antes de iniciar un periplo por México, Argentina, Perú, Colombia y Jamaica, advirtió sobre la necesidad de luchar contra los cárteles de la droga.
“La amenaza más inmediata para nuestro hemisferio son las organizaciones delictivas transnacionales. En su búsqueda de dinero y poder, dejan muerte y destrucción a su paso.
“Lamentablemente el cultivo de coca se ha disparado… hay trabajo por delante y el diálogo con las autoridades es abierto y franco”, precisó.
Tillerson, quien a menudo debe explicar por qué el lema de Trump “Estados Unidos primero” no significa “Estados Unidos solo”, busca promover un enfoque más positivo de las relaciones con sus vecinos de Latinoamérica y el Caribe.

PRIMERA PARADA
Ayer por la tarde el funcionario estadunidense arribó a la Ciudad de México; Roberta Jacobson, embajadora de EU, y el director general del Instituto de los Mexicanos en el Exterior, Juan Carlos Mendoza, lo recibieron en el Aeropuerto Internacional Benito Juárez.
Posteriormente se trasladó a la residencia de la embajada estadunidense, donde se ofreció una cena en su honor. Personal del Departamento de Estado aseguró que Tillerson “se encontraba feliz” con lo que es su segunda visita a México.
Hoy se reunirá con el presidente Enrique Peña Nieto y el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, para dialogar sobre temas relevantes de la agenda bilateral, luego de dar una conferencia de prensa programada a mediodía.
También participará en la reunión de Ministros de Relaciones Exteriores de América del Norte, a la que asistirá la titular de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland.
En tanto, la Secretaría de Relaciones Exteriores informó que el canciller mexicano y Freeland sostuvieron un encuentro en el que acordaron seguir trabajando por el desarrollo de América del Norte.
Abordaron la relación bilateral y regional, la modernización del TLC, la cooperación con Centroamérica, el Diálogo Estratégico de Alto Nivel, el empoderamiento económico de las mujeres y la Alianza México-Canadá.

Milenio Diario