AL, en riesgo de no subir al tren de telecomunicaciones

4
Los participantes piden políticas sobre nuevas tecnologías.

Susana Mendieta, enviada/Bogotá

El futuro nos alcanzó. Habrá más de mil millones de cosas conectadas a internet en 2020, 5G será clave para el futuro del internet de las cosas, la seguridad es fundamental, qué nuevos modelos de negocio podemos desarrollar. Esos son los temas que preocupan a la industria de las telecomunicaciones en todo el mundo, pero en particular a la de América Latina, la cual corre el riesgo de no abordar ese tren.
El GSMA 360 Mobile Series Latinoamérica es uno de los pocos eventos que logra reunir a los directivos de alto rango de las empresas de telecomunicaciones, ya sean fabricantes, operadores, desarrolladores o especialistas que se dedican a predecir el futuro de los mercados, los cuales este año se mostraron preocupados por el futuro que depara a cada uno de los países de la región, pues la vorágine tecnológica amenaza con rebasar a los gobiernos, y si esto sucede también a la industria.
Desde el primer día de labores en el evento, los directivos de las empresas Telefónica Movistar, Claro (América Móvil) y Millicom (Tigo), entre otras, lanzaron una alerta a los gobiernos sobre la necesidad de desarrollar una política pública apta para las nuevas tecnologías en la que se impulse el desarrollo de las redes, en lugar de limitarlo, como ha sucedido hasta el momento.
Ese fue uno de los principales temas abordado por el director ejecutivo de Telefónica para Latinoamérica Sur, Luis Malvido, quien afirmó que el pago que las empresas hacen por impuestos y uso del espectro radioeléctrico debería reinvertirse por el gobierno en el desarrollo del mismo sector y no para otros fines, como sucede en la mayoría de las naciones de la región, pues eso restringe la penetración de las redes de telecomunicaciones, principalmente donde el acceso es muy limitado.
De igual forma, Mauricio Ramos, CEO de Millicom Internacional, prendió la alerta, pues quienes hacen las políticas no deben ni pueden olvidar el denominador común en todo esto, que es un bit, el cual puede ser inútil si no puede viajar, y eso sucede solo en redes de alta capacidad y conectadas, por lo que los gobiernos deben darse cuenta que en el mundo en desarrollo no existirá la cuarta revolución industrial si no se tienen redes de alta capacidad.
En el mismo tenor, con las mismas preocupaciones, se escucharon las ponencias de fabricantes de equipos Huawei, Nokia y Ericsson, entre otros, que en el segundo día del evento destacaron que ya se hacen las pruebas piloto para la próxima generación de tecnología móvil 5G, cuyo protocolo será aprobado por la UIT a finales de 2018, con lo que se espera esa explosión en el uso de datos.

Milenio Diario