Viviendo en el almanaque

40

Caminos recorridos, senderos andados, anécdotas que en el tiempo se recuerdan para perderse posteriormente en el espacio de la no existencia, personajes recordados y que precisamente por su pérdida en la hilación natural van desapareciendo de las pláticas y de la importancia de su historia, en fin, todo aquello que aterriza plenamente en el giro del almanaque como un algo creado por el hombre tan solo para medir el tiempo y no la inmortalidad, que se hace tan interesante que todos se obligan a girar alrededor de él, quien en su seno alberga excelentes excusas para celebrar, para estar alegres, y algunos igual, en el recorrido de los trescientos sesenta y cinco días, hacer balances perfectos, con objetivos cumplidos y con promesas que a través de dos mil dieciocho años, comprobado está que no se han podido cumplir.
Fechas histéricas e históricas que ahí se marcan de manera eterna, con la demostración plena que la historia ya está escrita y no hay cabida para más hechos de relevancia pues los protagonistas y las acciones siempre serán los mismos y las mismas, ya que pase lo que pase, vivimos en el mundo y con las generaciones en las que nunca nada cambia.
Nos olvidamos por no ser motivo de fiesta, que cada año simboliza la oportunidad de una vida nueva, un registro de nuestras vidas en el que no solamente nos estanquemos en un triunfo sin decidirnos a seguir caminando hacia la búsqueda de más, sino atrevernos a lanzar la propuesta de lo que por miedo o temor no se realiza y se sigue postergando, con la excusa de que una golondrina no hace verano y así, seguir caminando con el paso de los vencidos, marcando en el calendario las huellas de pies que se arrastran buscando llegar en su eterno viacrucis, tan solo al final del calendario, como el evento que nos ocupa con el artículo de hoy , y por lo que quiero compartir con ustedes, la siguiente OPORTUNIDAD. (de mi autoría).
DE VER DE NUEVO EL DESPERTAR AL MUNDO/DE CONCEBIR UNA ESPERANZA A DIARIO/DE RODILLAS BESAR MI ESCAPULARIO/TRAS DORMIR EN EL TIEMPO, TAN PROFUNDO. TRAS HABER CAMINADO SIN DESCANSO/SORTEANDO FLORES Y ORTIGAS DE CAMINOS/MIRANDO LOS FINALES SIN DESTINOS/DE LA MUERTE EN LA PAZ DE SU REMANSO. DE LOS DÍAS QUE FUERON DEVORADOS/POR LA ALIMAÑA MUERTA DE INCONCIENCIAS/POR EL SERENO ANDAR DE LAS PACIENCIAS/EN SENDEROS DE SUEÑOA MUTILADOS. DE VOLVER CON LA FUERZA Y EL CORAJE/A ESCULPIR DE LOS SUEÑOS GRANDES OBRAS/A DEJAR CON LOS MIEDOS MALAS SOBRAS/DEL VIAJERO QUE NO SUPO DE SU VIAJE. OPORTUNIDAD PARA EMPEZAR DE NUEVO/DE LA MAGIA EN DESTELLOS PUPILARES/DE LA INQUIETA BELLEZA DE LOS MARES/DE CUENTOS DE PRINCESAS Y MANCEBOS. OPORTUNIDAD DE SER SIN HABER SIDO/DE TRANSFORMAR TU MUNDO EN TU PERSONA/DE VOLVER A ENCONTRAR FONDOS CON FORMA/DE RESCATAR AL ÁRBOL, Y A SU NIDO. NO ERES INTENTO, ERES FIN NO DEMOSTRADO/NO ERES FRUSTRACIÓN, ODIO NI PENA/NO ERES PECADO EN LIBERTAD AJENA/SINO ERES HIJO DE UN SER SANTIFICADO. ES TU OPORTUNIDAD DE SER DE NUEVO CON TU NOMBRE/¡ES TU OPORTUNIDAD DE SER GRANDEZA, DE SER HOMBRE!
Tal vez muchas letras apagadas en un viaje sin sentido, tal vez muchos sentidos en palabras desperdigadas pero con su alto contenido de explosivos a la conciencia, a la reflexión y al sentido común, no lo sé, pero de lo que sí estoy seguro es que algún día tendremos que enfrentar, no la verdad de otros sino nuestra propia verdad para ya no dejar nuestra existencia ¡VIVIENDO EN EL ALMANAQUE!

MTRO. GASPAR ARIEL HERRERA FARFÁN garihefa@hotmail.com