Un día más que se dice ser especial

22

Vaya que es un día más, un día como cualquier otro en el que podemos o no, festejar a Mamá, pero como somos muy buenos hijos, nietos, esposos, pues salimos a comparar un regalo “especial” por ser 10 de mayo, o tal vez hagamos una reservación en algún restaurante, o le regalemos algo que ella desea o creemos que le hace falta. (Plancha, licuadora, ollas, hornos de microondas etc), por supuesto que eso no lo necesita pero como somos buenos hijos pues queremos que tenga lo “mejor”.
Claro que el cariño de nuestra madre es tan grande que nunca nos rechazará nada, nunca nos reclamará o despreciará lo que sea que le regalemos, incluso si no le regalamos nada ella siempre dará lo mejor de si.
Hoy 10 de mayo somos los mejores hijos del mundo. Vaya que nos desvivimos por nuestra madre.
Y no es para menos, todos hemos recibido sacrificio y abnegación por parte de ella.
Justo el día de ayer una amiga me comentaba del gran sacrificio que su madre realizó por tratar de ofrecerles una mejor calidad de vida, esta amiga me decía, es una historia muy triste, de carencias, pero también es muy divertida. Cuando te lo platica te hace llorar y a veces te hace reir, porque lo vuelve a vivir.
Seguramente existen muchas madres como la de mi amiga, pero en contraste existen las que han abandonado a sus hijos por diferentes motivos y que hoy día están arrepentidas de haberlo hecho.
Lo cierto es que la madre para los mexicanos es lo más importante, tanto, que por ejemplo cuando decimos “Ya valió madre” reducimos al mínimo su valor para decir que el asunto no importa nada; o un “A toda madre”, que representa lo más maravilloso que pueda ocurrir.
Para el mexicano la madre es intocable lo podemos sentir cuando alguien nos ofende o nos la “mienta”, por lo que éste pasa a ser el insulto u ofensa más grande.
No sé como sea en otros Países pero una madre normal tiene argumentos… Una madre mexicana no los necesita porque es tu madre… ¡Y te callas!
Una madre normal te hace preguntas esperando respuestas… Una madre mexicana te hace preguntas esperando que te calles y le respondas.
Una madre normal te castiga… Una madre mexicana se va a buscar la chancla. A poco no?
Podría citar muchas de estas situaciones de las madres mexicanas, Y con todas y cada una de ellas nos sentiríamos identificados, no cabe duda que lo más valioso de nuestras vidas está en el pilar de la familia. En la mujer en la que recaen muchas de las responsabilidades del núcleo familiar.
Por ello hoy de manera muy especial y de manera muy relajada y un tanto chusca he querido rendirle un homenaje a las madres. Esperando que se la hayan pasado muy bien en su día. Felicidades Mamás.