Sin Carnaval ni comparsas

21

Conforme lo marca el librito, los partidos políticos llevan a cabo sus procesos para definir candidatas y candidatos a diputaciones locales, Ayuntamientos y Juntas Municipales. Las principales fuerzas partidistas, en apego a sus estatutos, ya rociaron con agua bendita, en algunos casos, a quienes serían los prospectos que registrarían para los distintos cargos de elección popular. De acuerdo a la ley, este período interno termina el próximo 11 de febrero.
En el caso del PRI, las aspiraciones y devociones se han dado de manera uniforme, sobre la base de los acuerdos emanados del máximo órgano deliberativo con que cuenta, destacando las nominaciones de Claudio Cetina Gómez y Oscar Rosas González, como las propuestas para las Presidencias Municipales de Campeche y Carmen, en donde los priistas tienen fundadas posibilidades de ganar por razones de peso político.
En el PAN, los forcejeos internos, más que quitarle el sueño a la lideresa estatal, Yolanda Valladares Valle, ésta le apuesta a un proceso de selección de candidatas y candidatos a cargos de elección locales con el sello de la casa, de conformidad a lo que establecen los estatutos azules, pero también por obra del “dedazo”.
Para la Presidencia Municipal de Campeche, la “carta fuerte” de Valladares Valle no es otro que su muchachito Eliseo Fernández Montufar, adelantándose a los comentarios advenedizos de que el diputado local, que desde hace meses juega a ser alcalde,  había quedado para otra opción, por ejemplo para la fórmula senatorial. Pero no. Ésa es para ella: tiene bien amarrado el tamalito.
Por sobre todas las cosas, Acción Nacional pone picante a la selección de su abanderado para la alcaldía de Carmen, donde seis mortales; sí, leyó bien, seis aspirantes, quieren la candidatura de presidente municipal, entre ellos el alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus, que de acuerdo a la ley, a partir de este proceso electoral, podría aprovechar aquello de “sufragio efectivo, sí reelección”. Pero…
En la cartelera azul, además Gutiérrez Lazarus, aparece el ex alcalde Jorge Rosiñol Abreu. Asimismo, la diputada federal Rocío Matesanz Santamaría, el regidor Jorge Nordhausen Carrizales, y los diputados locales Silverio Baudelio Cruz Quevedo, e Ileana Herrera Pérez. En Carmen, el PAN maneja con pinzas este proceso, porque la administración actual se encuentra envuelta en problemas legales que se relacionan con el manejo de recursos públicos: con un pie en la cárcel, se dice en los corrillos políticos, al serle negado el amparo que solicitó a la justicia federal ante una posible orden de aprehensión para  que responda por ese hecho que daña la imagen de su administración, pero sobre todo del Partido Acción Nacional.
Y por si esto no fuera poco, los carmelitas están enojados por los pobres resultados del gobierno municipal, aunque lo más preocupante para este partido es la división que prevalece entre militantes y simpatizantes del lugar.
¿Cómo va a seleccionar el PAN a su candidato a la alcaldía de Carmen? Para no meterse en problemas ni herir susceptibilidades, el alto mando ordenó realizar un sondeo entre la población para determinar quién de los seis aspirantes tiene mayor aceptación ciudadana. Se habla de una mujer, aunque como pinta la democracia panista, la decisión podría ser otra, desde luego, con el visto bueno del comité nacional. En fin.
Donde la incertidumbre no cabalga precisamente en burro, es en el proceso que lleva a cabo el Partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) por la repartición inequitativa del pastel con sus aliados estatales, a quienes en lugar de hueso se les pretende dar queso. También, por la política abierta y convenenciera que dicta dese lo más alto del trono celestial Andrés Manuel López Obrador, al reclutar -dicen los morenistas- a retazos políticos de otros partidos, entre ellos el PRI.
Mire nada más. El líder estatal de Morena, Manuel Zavala Salazar, consideró que él es la mejor propuesta para alcanzar la candidatura por la Presidencia Municipal de Campeche, desconociendo olímpicamente los puntos de vista de los coaligados Encuentro Social y del Trabajo. Manuel solicitó preregistro por mandato divino, lo que generó inestabilidad en la coalición, de la que dijo, seguirá a pesar de todo. ¿Será?
La cosa no para allí. En Carmen existe cargo de conciencia desde la llegada del expriista, exsubsecretario de Gobierno y exsecretario de Pesca, Ramón Ochoa Peña, al dividir “ipso facto” a militantes y simpatizantes de Morena, quienes desde años atrás se la han jugado con el proyecto de AMLO. A Ochoa se le dieron todas las preferencias desde el cambio de piel que experimentó. Para demostrar que es iluminado, presentó su solicitud de preregistro a la candidatura por la alcaldía, no se duda, con el aval del dirigente estatal y de López Obrador.
Su preinscripción no fue nada placentera, ya que se llevó a cabo en medio de gritos de rechazo de los morenos carmelitas, lo que predispone un ambiente encendido en esta ocasión, si se toma en cuenta que, desafiando la fuerzas gravitacionales, también solicitó preregistro Miguel Vadillo Gutiérrez, con méritos superiores a los de Ochoa Peña. El desenlace de esta trama será de película, sin Carnaval ni comparsas.