SE DICE…

26
columna de opinión
En fin, un pleito más en Morena.

Que los conflictos en los sindicatos se han agitado de nuevo. En realidad los sindicalizados han sido protagonistas de una buena cantidad de información, pues hay que recordar el plantón que le hicieron al alcalde de Campeche, a causa de su soberbia y prepotencia, que tuvo que guardar para negociar y llegar a un acuerdo con los inconformes. ¿Será que los conflictos que hay ahora son secuelas de aquel paro de los trabajadores?

Que todo parece indicar que sí. Lo que ahora ocurre en el sindicato de trabajadores “Corazón Valiente”, donde piden la destitución del líder Manuel Bonilla Carrillo, quien encabezó el paro laboral contra el presidente municipal, parece ser parte de las negociaciones a las que se prestó José del Carmen Urueta Moha, el líder sindical de los Tres Poderes.

Que no es ningún secreto que Bonilla Carrillo es una piedra en los tenis de marca del alcalde de Campeche, y por ello, ha venido impulsando la creación de un tercer sindicato, que estaría encabezado por Fidencio Ramírez Santos, alias Waka Waka. El objetivo es quitarle fuerza a “Corazón Valiente”, y de paso tomar el control del máximo sindicato de los Tres Poderes.

Que por eso es que hay inconformidades en “Corazón Valiente”, que quieren destituir a Bonilla; qué decepcionante es que se haya prestado al juego del alcalde el carmelita Urueta Moha, pues en lugar de defender a los trabajadores, los está orillando a cumplir los caprichos del edil. ¿No se habría dado cuenta que se lo llevarán entre las patas? En estos juegos por el poder nada es casualidad, ni tampoco nada es gratuito para los que ordenan ni para los que obedecen.