SE DICE…

25

Que bien dice el dicho que “el que nada debe, nada teme”. ¿Pero y los que temen algo recurren a los amparos para dilatar que sean detenidos y juzgados? Tal parece que eso último ocurrió con el ex alcalde panista de Carmen, Pablo Gutiérrez Lazarus, quien tramitó no uno, sino dos amparos, una vez que supo que no repetiría en la alcaldía, tras perder en las urnas ante el priista Oscar Rosas González.

Que los dos amparos fueron promovidos por el panista ante el juez Primero de Control del Sistema de Justicia Penal Acusatorio y Oral del Primer Distrito Judicial del Estado de Campeche. Y el representante de la justicia le concedió la suspensión provisional de cualquier orden de aprehensión o presentación que se haya ordenado en su contra.

Que, por si fallara uno, Gutiérrez Lazarus promovió otro amparo, que integra el expediente 299/2019, acordado el 1 de este mes, en que se admite el trámite y se ordena la suspensión provisional de cualquier orden de aprehensión o presentación en su contra. Junto con él también se amparó su ex tesorero Israel Medina Posada. ¿Simple precaución?

Que hay que recordar que el actual alcalde hija declarado con anterioridad que se ha detectado un faltante de 12 millones de pesos, que fueron cobrados en la administración del panista, pero que no se depositaron a las cuentas de la Comuna. ¿Será ese el motivo de los amparos del ex presidente municipal? ¿O será eso solo la punta del iceberg? Ya veremos.