Se dice…

11

Que, como se esperaba, los resultados de la Encuesta Ciudadana para decidir el futuro del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México no dejaron satisfechos a un amplio sector de la población: hay opiniones encontradas luego de que el presidente electo avaló que se cancelará la el proyecto en Texcoco, y se construirían dos nuevas pistas en Santa Lucía y se harían mejoras al actual en la capital del país y el de Toluca.

Que los primeros en levantar la voz en contra de la decisión del que será muevo gobierno federal en diciembre fueron los integrantes del sector empresarial en el país. A decir del titular del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, la consulta no puede ser el fundamento para revertir una decisión de Estado, tomada por el actual gobierno del presidente Enrique Peña Nieto y que se ha estudiado durante los últimos 20 años.

Que dijo que la cancelación del NAIM implica la pérdida de 46 mil empleos, además de que el costo real de la cancelación será de entre 100 y 120 mil millones de pesos. Sin embargo, el presidente electo asegura que todas las pérdidas están previstas para afrontarlas por el nuevo gobierno federal.

Que por lo pronto, López Obrador se comprometió a que en tres años estarán construidas las dos pistas que se necesitan en Santa Lucía, además de tener la conexión con el actual aeropuerto, y se tendrá operando el tren de la capital del país a Toluca, para facilitar la llegada a esa terminal. Solo el tiempo decidirá quién tuvo la razón y quién se equivocó de decisión.