Se dice…

12

Que aunque en todos los municipios se han encontrado irregularidades por parte de los alcaldes que se fueron, en algunos casos las sorpresas son mayores y los problemas han puesto en predicamento a las autoridades que llegaron, que siguen jalando el hilo para llegar al fondo y entonces tomar las medidas jurídicas correspondientes.

Que uno de esos casos graves es el de Hecelchakán, donde la administración que encabezó el panista Modesto Arcángel Pech Huitz dejó diversas irregularidades, como la falta de vehículos, y los pocos que dejó están descompuestos, además que hay expedientes que no aparecen en ninguno de los archivos y se llevaron hasta las computadoras.

Que a decir del nuevo alcalde, José Dolores Brito Pech, su antecesor le dejó una pesada deuda de trabajadores que pertenecían a la anterior administración, además que hay decenas de demandas de ex empleados que fueron despedidos pero sin la liquidación correspondiente. Lo peor es que no hay contratos, no hay documentos ni registros de la planilla laboral a la que le pagaba Pech Huitz.

Que lo que es peor: no hay dinero para pagarle a todos los empleados, puesto que el ex alcalde no dejó la provisión para la nómina. Ante todas esas irregularidades, Brito Pech ya advirtió: “llegaremos hasta las últimas consecuencias y que la ley castigue a quien tenga que castigar por los malos manejos de los recursos en la administración pasada y por el desfalco que se le ha hecho al municipio”. Ojalá que también cumpla.