se dice, columnistas.

Que siguen los ‘cocolazos’ en el partido Morena en Campeche, donde la clara división entre dos grupos que se disputan el poder, como en la lucha libre, no tiene número de caídas ni límite de tiempo, y todo parece que lo único que los detendría es cuando los campechanos acaben más decepcionados por haberles brindado la confianza en las urnas.

Que el pleito más reciente fue protagonizado por Blanca Uc Martínez, la misma que demandó a la secretaria general en funciones de presidenta del Comité Directivo Estatal, Patricia León López, por falsificación de firmas en el despido de tres personas, entre ellas de la hermana de Manuel Zavala Salazar. Fue contrademandada por Patricia por calumnias, entre otras cosas, y el caso se encuentra bajo investigación judicial.

Que en sus redes sociales, Uc Martínez transmitió un video en el que se le observa y escucha discutiendo con empleados de Morena que no le permiten sacar documentos de las oficinas del partido, incluso dice que es agredida.

Que en respuesta, Morena lanzó un comunicado en el que que aclara que Blanca se llevó documentación y equipo de trabajo del Comité Estatal, que no se le faltó el respeto ni se le agredió, y consideró que “estos actos son para hacerse víctima ante la denuncia donde se pide a la Fiscalía que se llegue hasta las últimas consecuencias al violar la ley y mentir a la autoridad”, Y remató: “Por faltar a su trabajo, tiene 10 días sin realizar actividades en el Comité Ejecutivo, fue removida de la Comisión de Transparencia ya que nos informan de la Cotaipec que no se ha cumplido con muchas obligaciones donde ella es Enlace”.