Se dice…

20
columna de opinión
En fin, un pleito más en Morena.

Que finalmente hubo acuerdo en la cúpula del Partido Revolucionario Institucional y se tomaron dos decisiones importantes para el futuro de los tricolores: primero, que no le pagarán al Instituto Nacional Electoral (INE) los 230 millones de pesos que pedía para ser el organizador de la próxima elección de su dirigencia nacional, y, segundo, que será por consulta a la base militante, es decir que todos los afiliados podrán emitir su voto.

Que algunos priistas reprocharon al INE que “haya cambiado repentinamente” su decisión de ayudar al PRI en organizar las elecciones, instancia que condicionó al partido de depurar su padrón electoral porque al registrar casos de afiliaciones apócrifas podría ser multado; también le cuestionaron que fijara un costo de 230 millones de pesos para los comicios, lo que significaría el 27% de sus prerrogativas de este año.

Que ahí en la sesión del Consejo Político Nacional estuvieron varios campechanos, desde luego el gobernador Alejandro Moreno Cárdenas, quien es el más fuertes aspirantes dirigir el Comité Directivo Nacional; también acudieron los diputados locales Ramón Méndez Lanz, Karla Toledo Zamora, Guadalupe Torres Arango y Emilio Lara Calderón; los ex legisladores, María Santamaría Blum y Freddy Martínez Quijano, el ex presidente local priista Ernesto Castillo Rosado, y el actual, Jorge Lazo Pech, así como el ex gobernador, Abelardo Carrillo Zavala.

Que lo cierto es que se despejaron las dudas sobre el proceso; ahora sigue que salga la convocatoria para que de nueva cuenta se muevan las aguas, en especial aquí en Campeche, ya que el gobernador solicitaría licencia para contender por la dirigencia nacional de su partido.