Se baja el telón

12

El próximo miércoles se “baja el telón” de las campañas electorales. Meses, semanas de intenso trabajo proselitista de los candidatos. Debates presidenciales, violencia política en varios estados, propuestas creíbles y otras fantasiosas. Escaramuzas, saltos de la muerte, payasadas, chistes de mal gusto, acusaciones, triunfalismos, amenazas a periodistas, denuncias ante la Fepade, descalificaciones y fútbol. A partir del jueves, la reflexión, y el 1 de julio, la votación.
El mundial de fútbol ha unido a los mexicanos sin importar filiación partidista o ideológica, por lo que las campañas aparentemente pasaron a segundo término. Pero no. Viene la elección presidencial, la joya de la corona. Andrés Manuel López Obrador, arriba en las encuestas; José Antonio Meade, firme, cerrando filas entre la tropa tricolor y partidos aliados. Ricardo Anaya, luchando contra las adversidades, mantiene posibilidades. En tanto Jaime “El Bronco” Rodríguez Calderón, con rounds de tanteo.
Pero ¿cómo se mira en Campeche el trabajo proselitista de los candidatos a cargos de elección federal y local? A decir verdad, el despliegue de estrategias más acentuado se observa en los candidatos de la coalición que encabeza el PRI. Le siguen los del PAN y más atrás Morena, quizá impregnados del manto celestial pensando que todo les va a caer del cielo.
Los candidatos priistas se han metido hasta la cocina con empuje, carisma y trabajo comprometido. Han tendido puentes de comunicación con los sectores vulnerables del estado, sobre todo de parte de los ex delegados de la Sedesol y la Sedesyh, con un desempeño destacado en sus anteriores encomiendas, como lo hiciera Claudio Cetina Gómez desde el cuarto piso de Palacio de Gobierno. Existen claras expectativas de que alcancen la estrella de oriente.
Y es que los abanderados del PRI, para no fallarle a su partido, trabajaron “48 horas a diario” en el período de campaña a punto de terminar, aunque conscientes están de que no se encuentran precisamente en un día de campo y que tienen frente de sí a contrincantes que no les importa bailar al son que les toquen con tal de llegar a tierra prometida.
Independientemente de programar “despedidas” en los municipios, ayer, en Ciudad del Carmen, en el Estadio Resurgimiento, cerraron campaña con mucho empuje los candidatos priistas de la fórmula senatorial integrada por Christian Castro Bello y Rocío Abreu Artiñano, y la candidata a diputada federal por el II Distrito, Dulce María Cervera Cetina. También, el candidato por la alcaldía de ese lugar, Oscar Rosas González, así como los candidatos a diputaciones locales y juntas municipales.
Para el próximo miércoles, para mostrar el músculo del PRI campechano, se prepara en el Foro Ah-Kim-Pech otro cierre multitudinario con los candidatos de la fórmula senatorial Christian y Rocío, y el candidato a diputado federal por el I Distrito, Jorge Chanona Echeverría. Pone término de manera contundente a su campaña electoral el candidato a la alcaldía de Campeche, Claudio Cetina Gómez, lo mismo que los candidatos a diputados locales y Juntas Municipales.
Pero ¿cuántos de estos prospectos llegarían a tierra prometida? Como en toda elección competida, nadie tiene el triunfo asegurado y éste llegará como resultado del trabajo desplegado por los candidatos; sus propuestas e identificación con la gente. Sus trayectorias políticas y preparación profesional. Su sensibilidad.
Del lado de la oposición sólo se mira hacer campaña por una posición senatorial a la panista Yolanda Valladares Valle, y discretamente a Aníbal Ostoa Ortega, que además está inscrito en la posición 3 de la lista plurinominal de Morena, lo que le asegura un lugar en la próxima Legislatura del Senado de la República. El maestro cabalga en caballo de hacienda y por eso ni se le mueve el pelo.
Principal lugarteniente de AMLO en Campeche, después de Layda Sansores Sanromán, Aníbal Ostoa juega doble carta, por lo que existe posibilidad que a consecuencia del efecto Peje, quede como primera minoría, con pase directo al Senado. No obstante, se especula que el maestro renunciaría a esa posición para entrar como plurinominal.