¿Alguna vez se ha formulado el valor que tiene su cabello?

Para muchas mujeres significa en especial, una revelación de nuestra feminidad, encierra el significado de la belleza de la mujer. Una herramienta de seducción. Un rasgo de belleza que preciamos mucho.

Muchas mujeres ahora sabemos que un cabello largo, un vestido, tacones o maquillaje no nos definen y es más, pudieran ser un elemento que nos ancla como consumidoras en un mundo capitalista y consumista que nos vende productos para el vello, el cabello, la piel, los momentos fisiológicos de la mujer (de ahí que haya industrias millonarias de toallas femeninas, tampones, jabones íntimos, que no necesitamos), maquillaje y muchos, muchos, muchos accesorios.

El cabello es prácticamente, un tesoro a la vista de todos que debemos cuidar, preservar, embellecer, es casi obligatorio darle realce.

Lo triste es cuando ese cabello decide irse, no importa cuál sea la razón.

¿Qué tan dolorosa es la pérdida? Y ¿tendrá el mismo valor para los hombres?

He visto a hombres “pelones” que con todo y su calvita andan felices por la vida, o con una colección de gorras dignifican su condición…¡Hasta se ven guapos!

Entonces, el valor que la cabellera femenina tiene para las mujeres, ¿será imprimido por el valor que le ha dado el hombre? ¿Es una cuestión de feminidad que fue impuesta por el patriarcado?

¡Claro¡ Los cánones de la belleza que se fueron estableciendo con el tiempo, que incluso en algunas culturas se convirtió en una ocasión de vergüenza y pecado. Como los islámicos que llevan al extremo el cuidado de que una burka o un niqab les cubra el rostro pero sobre todo el cabello.

Seguimos siendo esclavas de nuestros cuerpos, desde los conceptos masculinos.

Debemos empezar a aceptar nuestros “defectos”, vistos como tal desde los puntos de vista masculinos y reencontrarnos con las cosas que nos definan como un ser único e irrepetible. Dejar ir, soltar, todos esos conceptos de belleza que simplemente no nos hagan sentir cómodas y adoptar el que nos haga sentirnos mejor como individuos.

Si quieres dejarte el pelo largo o corto, o a rape, que sea porque quieres y no porque sea un símbolo femenino, masculino o de belleza.

GORDITOS Y BONITOS

Vamos por el suicidio número 56 en el estado de Campeche, para una población tan pequeña, son demasiados. No dejaré de pronunciarme por buscar mejores estrategias para mejorar la salud mental.

La inversión en salud en ese rubro debe ser incrementada y los programas de prevención también, mismos que sólo funcionarán cuando ayudemos a entender que la asistencia psiquiátrica o psicológica es tan importante como el dentista o el médico general. De paso, invertir en la concientización de la salud en general. ¿Ya se hizo algún chequeo este año para ver si todo va bien? En la respuesta, está la necesidad.

FRASE

“Estoy intentado acabar con el estereotipo de cabello largo que las mujeres piensan que deben seguir. Ya no vivimos en 1950, el cabello corto está bien”.

Miley Cyrus

Cantante