Retiros y Jubilaciones en Pemex

38

El Reglamento de Trabajo del Personal de Confianza de Petróleos Mexicanos y sus Empresas Productivas Subsidiarias, establece que el patrón podrá jubilar a su personal de confianza, o que éste podrá ejercer su derecho al retiro.
Para generar el derecho a una pensión, es preciso tener planta y la pensión podrá ser por vejez y por incapacidad total y permanente para el trabajo.
Los trabajadores contratados a partir del 1 de enero de 2016, podrán retirarse a partir de los 60 años de edad, al acumular un mínimo de 30 años de servicio.
A partir de la fecha indicada, la pensión se financiará con los recursos que se acumulen en una cuenta individual y provendrán de aportaciones patronales del 16.15%, y del 6.9% del trabajador (6.9%).
Los porcentajes anteriores, están referidos al salario base de aportación el cual se conforma por: el sueldo ordinario, tiempo extra ocasional, compensación por servicios extraordinarios, canasta básica de alimentos, dotación de gas doméstico, gasolina y lubricantes, acorde al Apéndice de Valores.
La cuenta individual de los trabajadores de confianza, es administrada por una Afore, la que, a su vez, invertirá los recursos en instrumentos financieros conservadores, según esto, para mantener un rendimiento estable.
Lo anterior significa que, el esquema de inversión de los recursos se hará, con estricto apego al régimen de inversión establecido por la Consar a las Afore, lo que significa que, los recursos no serán invertidos a largo plazo, y que el riesgo financiero y rendimientos serás moderados; esto, magnifica la rentabilidad para la Afore, más no para el trabajador.
Los trabajadores en activo a la fecha de entrada en vigor de la reforma, que elijan migrar al sistema de cuentas individuales tienen derecho a recibir: un Bono de Cambio, del que podrán retirar hasta 200 mil pesos; portar derechos al sistema IMSS e ISSSTE; hacer aportaciones voluntarias deducibles de impuestos; conservar el derecho al servicio medico Pemex; pero tienen de plazo para tomar la decisión, hasta el 31 de diciembre de 2017.
Posterior a ello, se podrá migrar al sistema de cuentas individuales, pero sin la zanahoria del Bono de Cambio.
¿Qué se vislumbra con la apetitosa zanahoria que se les pone enfrente?
Primero, que el ahorro para el retiro de los trabajadores de confianza de Pemex, al ser invertidos en portafolios conservadores, su crecimiento será muy conservador.
Segundo, que, al ser invertido el ahorro conforme al régimen establecido por la Consar, los recursos estarán afectos a plusvalías y minusvalías.
Tercero, que los trabajadores deberán pensar y ponderar muy bien, la decisión de cambio, pues tomada ésta, será irreversible.
Cuarto, que no todo lo que brilla es oro y que más vale, asesorarse bien.