Plataforma electoral

17

A diferencia de otros partidos, el PRI trabaja sobre plataformas electorales sólidas. Que en algunas entidades ni con esto ha podido sobrellevar su permanencia en el poder, son cuestiones discutibles y plenamente entendibles, pero invariablemente los triunfos obtenidos por este instituto político en la Presidencia de la República, gubernaturas y ayuntamientos; en el Congreso de la Unión, se debe al trabajo construido desde abajo. A la buena plataforma electoral.
Ciertamente, el diseño de la oferta política partidaria, por tanto de la plataforma electoral y de los programas de gobierno de un proyecto serio con visión de Estado, deben tener como horizonte contribuir a la gobernabilidad democrática del país, a la vez que sustentarse en la garantía mínima de su logro.
De acuerdo a la visión del PRI, las metas y objetivos que construya necesitan cumplir tres condiciones principales: responder desde la perspectiva propia a la agenda de los electores, tener viabilidad jurídica, política, económica y social y, en consecuencia, ser capaces de estimular la generación de expectativas racionales positivas en los distintos públicos votantes. Esto, se logra mediante medidas que favorezcan la creación de confianza en el liderazgo partidista, de gobierno y en los candidatos, como eje central de la gobernabilidad referida.
El pasado sábado, precisamente, se llevó a cabo un evento de suma importancia para que el PRI campechano cumpla a plenitud con sus proyectos incluyentes en toda la geografía estatal; eje y cimiento, plataforma política y electoral para demostrar coherencia, antes que indiferencia, de lo que espera este partido en las elecciones del próximo año.
Vino a esta ciudad con ese propósito el líder nacional de la Fundación Colosio, José Murat Casab, quien acompañado de Alejandro Moreno Cárdenas tomó protesta a los 11 comités municipales de esta agrupación civil, como parte del trabajo encomendado a Jorge Manuel Lazo Pech al frente de aquélla en el estado, estrategia que para algunos no representa nada, pero para el futuro del PRI a la hora de decir “sí”, es fundamental. Diría, el “primer rostro” de los priistas en sus compromisos electorales.
Si como dice el ex gobernador de Oaxaca de que el PRI está en busca de los mejores cuadros y más eficientes funcionarios que den respuesta a los distintos planteamientos del pueblo de Campeche y México, basta y sobra echarle una “repasadita” a los postulados de Luis Donaldo Colosio para saber con precisión si se transita en el camino correcto, o en el equivocado lleno de temores y de incertidumbre.
Murat hizo un reconocimiento al trabajo desplegado por Moreno Cárdenas al frente de su responsabilidad constitucional, en el difícil arte de gobernar, convirtiendo en realidad su proyecto de campaña con caminos, carreteras, puentes, y en materia de salud y sobre todo en educación, entre otros.
Alejandro “marcó territorio” y afirmó que el PRI asumirá con responsabilidad y madurez la selección del mejor hombre o mujer que lo representará en el proceso presidencial del 2018. Remarcó que ha llegado la hora de demostrar de qué están hechos los priistas; de demostrar el orgullo, tenacidad, carácter, fortaleza, visión de futuro e innovación para ganar las elecciones del próximo año, “porque necesitamos un Presidente de México que sea aliado de los campechanos”
Y como lo primero es lo primero, en efecto, la Fundación Colosio se alza como el organismo de la inteligencia, del planteamiento del presente y el futuro de México. Por ello, Lazo Pech dejó en claro que este organismo contribuye a darle mayor vigor y fuerza a las ideas del PRI, por lo que el papel que asumen los nuevos dirigentes municipales de la FC debe tener como primicias la sensibilidad y el trabajo para orientar el rumbo y dirección de su partido en el estado.
Congruente con su perfil político, Jorge Lazo, cuyo desempeño fue valorado públicamente por Alejandro Moreno ese día, lanzó una advertencia a quienes rindieron protesta estatutaria para que se escuchara fuerte; para que nadie les diga, para que nadie les cuente: “todos los que somos parte de la Fundación Colosio hemos llegado a trabajar y a servir al priismo y a la sociedad; nuestro compromiso de unidad y lealtad es con el partido, con los priistas”.
Y tiene que ser así, por lo que la unidad dentro de la diversidad de la familia tricolor debe ser real, no fingida ni acartonada. Debe ser incondicional por encima de los intereses personales y de grupo, que sí los hay. De no ser así, ¿para qué, entonces, tanto problema?