Meade, bien respaldado en Campeche y en el IEEC un consejero abusa del cargo

52

El candidato a la presidencia de la República de la coalición “Todos por México” que integran los partidos Revolucionario Institucional, Verde Ecologista y Nueva Alianza, José Antonio Meade Kuribreña, está siendo bien respaldado en tierras campechanas por el equipo de trabajo que tiene bajo su cargo el Lic. Ramón Santini Pech, quien es el coordinador general en la entidad de la campaña del egresado del ITAM. Con la camiseta bien puesta del PRI y “sudandola” todos los días, desde previo al inicio de la campaña y de forma más dedicada desde el inicio oficial de ésta el pasado 1 de abril, el equipo de colaboradores que Ramón Santini Pech sumó para entregar buenos resultados a Pepe Meade el próximo domingo 1 de julio de 2018, está demostrando con hechos el compromiso adquirido con el candidato presidencial y con la coalición que encabeza el PRI, al recorrer cada centímetro de la geografía estatal y llevar hasta el más alejado rincón de Campeche sus propuestas y darlo a conocer al electorado.
Santini Pech, viejo lobo de mar en estas lides de la política, ha sabido integrar a su equipo a experimentados y jóvenes liderazgos del Revolucionario Institucional, a quienes ha adjudicado diversas tareas potenciando las habilidades y conocimientos de cada integrante, lo que ha dado como resultado que cada uno de los llamados a este compromiso con Pepe Meade y el PRI se sientan valorados y tomados en cuenta en las responsabilidades encomendadas, lo que ha generado una sinergia de optimismo y ambiente de triunfo que permea en cada sitio o lugar donde son recibidos por la gente.
Es así, que don Ramón Santini Pech, un día sí y otro también, sin descanso más que para las necesidades básicas del ser humano, en las que se incluye dormir una horas (las posibles), está siendo apoyado por colaboradores eficientes como: Guadalupe Fonz Sáenz, Laura Baqueiro Ramos, Ricardo Ocampo Fernández, Rosa Esther Rodríguez,Daniel Cantarell Alejandro, Adda Luz Ferrer González, Artemio Aguilar Cetina, Juan Carlos Damián Vera, Fernando Murillo Arzat, Martha Novelo Lara, Jorge Cocón Collí, Heberto Brown Cámara, Alberto Hurtado Calderón, Javier Zavala Ballona, Jorge Luis González Curi, Luis Hernández Zapata, Daniel Suárez Vázquez, Angélica Guerrero Sasia, David Sarmiento Palí, Julián Caamal Collí, Evangelina Zapata Dietrich, Pablo Lanz Velázquez, Jorge Zetina Rivero, Óscar Montes Tozcano y Rafael Quijano.
Y POR OTRA PARTE, EN EL IEEC…
Pasando a otro asunto, pero esta vez relativo al “árbitro electoral”, en el Instituto Electoral del Estado de Campeche un consejero con ínfulas de “perdona vidas”, de nombre
Juan Carlos Mena Zapata, quien entró al cargo en octubre de 2017, parece estar empecinado en generar conflictos y enrarecer el ambiente al interior de la institución, donde se ha dedicado desde su llegada a manifestar actitudes prepotentes y de soberbia hacia el personal del IEEC, a quienes trata con la punta del pie y ofende sin recato alguno, confundiendo la autoridad de su encomienda con “autoritarismo” y olvidando que quienes ahí trabajan deben ser respetados en sus derechos humanos.
Mena Zapata, al parecer émulo de Hitler, se olvida que ingresó al Consejo del IEEC con las más bajas calificaciones y que su productividad como autoridad electoral deja mucho que desear, pero no obstante eso no le importa y se ha dado a la tarea no solo de hacerle la vida imposible al personal sino que la ha emprendido con todo en contra de los ex panistas y ahora candidatos a la presidencia municipal de Campeche por el PRD y el Partido Liberal Campechano, Alexandro Brown Gantús y Francisco Portela Chaparro, respectivamente, quienes acusaron a Mena Zapata de faltar a sus responsabilidades como consejero y mantener nexos con el Partido Acción Nacional, del que se asegura fue administrador, y ahora mantiene la consigna de atacar a quienes osaron renunciar a ese partido.
Ante actitudes y actuaciones vergonzantes como las que se presume tiene Juan Carlos Mena Zapata, y en las que falta en su responsabilidad de Consejero del IEEC, es necesario que el Instituto Nacional Electoral intervenga haciendo una investigación a fondo y se apliquen las sanciones correspondientes, ya que no sólo está en riesgo el ambiente laboral del instituto, sino también podría afectarse el proceso electoral en marcha ya que el proceder inadecuado de cualquier consejero enrarecería el “clima electoral” previo a los comicios del 1 de julio. Por lo pronto, el consejero Juan Carlos Mena Zapata, sin duda, debe “bajarle de espuma a su chocomilk”, so pena de ser sancionado por sus evidentes faltas en su proceder y a su investidura.