Lo más comentado…

19

Que aún no inician oficialmente las campañas para la presidencia de la República, y ya los candidatos han comenzado a darse con todo, principalmente los abanderados del PRI-PVEM-Nueva Alianza, José Antonio Meade, y del PAN-PRD-MC, Ricardo Anaya Cortés.

Que el que está como león enjaulado, enredado y sin salida de las acusaciones de presunto lavado de dinero es Anaya Cortés, quien ya no encuentra la forma de defenderse de esos graves señalamientos, que le han impactado en su aspiración. Lo mismo ha culpado al PRI, a la PGR y hasta el Presidente pero, eso sí, no ha dado ninguna explicación o prueba que lo libre de las acusaciones.

Que, por su parte, Meade Kuribreña, le dio un mensaje directo al panista y de paso a López Obrador: “Hay en México millones de servidores públicos honestos, de todos los partidos, priístas y ciudadanos. Ellos, como nadie, repudian la corrupción y exigen que se castigue a quienes han violado la ley, sean del partido que sean. Ninguno puede dejar de explicar de qué ha vivido. Ningún candidato puede usar la contienda para lavar sus culpas y su dinero. No hay cortina de humo que valga. El que la hace, debe pagarla”.

Que fue en el aniversario 89 del PRI, donde José Antonio advirtió que México no quiere aventuras políticas ni retrocesos, ni demagogias, advirtió que las elecciones del próximo 1 de julio serán en un momento decisivo en el que México deberá elegir entre perder o ganar. Y esto apenas empieza.