Lo más comentado…

31

Que en Calkiní hay un grupo de empleados que no son de planta, sino de contrato temporal, que están más que enojados con el alcalde viajero, Emiliano Canul Aké, a quien califican como mentiroso, incumplido y olvidadizo.

Que son unos 380 trabajadores los que señalan que Canul Aké no les pagó ni bonos de fin de año, ni aguinaldos, ni prestaciones, pero lo que es peor, dicen que funcionarios del Ayuntamiento los amenazaron con que si se quejaban de la falta de pagos, también serían despedidos de sus respectivos trabajos en las próximas semanas.

Que los inconformes aseguran que el presidente municipal solo se preocupó por conseguirles bonos, aguinaldos y hasta despensas para los funcionarios de mayor rango, como los directores de áreas, jefes de departamento y sus más allegados que, irónicamente, son los que ganan más dinero por sus servicios.

Que los trabajadores se quejan también que don Emiliano viola la Ley Federal del Trabajo, que detalla que el aguinaldo es una prestación de ley obligatoria para trabajadores que tienen más de 6 meses laborando bajo cualquier régimen, incluso a los que están bajo contratos mensuales, sindicalizados y a los de planta.