Lo más comentado…

13

Que a los que no los calienta ni el Sol Azteca es a los integrantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD), que perdieron casi todo en la pasada elección, que fue un desastre para ellos. Ahora no saben ni a quién culpar, pero lo que es seguro es que nadie quiere asumir las culpas de la debacle de este instituto político condenado a desaparecer si no cambia en las siguientes elecciones.

Que el PRD estuvo a punto de perder hasta el registro por no alcanzar el tres por ciento de la votación; sin embargo, ahora se consuelan en que por lo menos no desaparecerán en los siguientes tres años, tendrán poquitos regidores en algunos Ayuntamientos, y un diputado plurinominal en la próxima Legislatura local.

Que la directiva del Sol Azteca se empecinó en ir solos a las campañas en lo local, mientras en lo nacional se montaron en alianza con el PAN y Movimiento Ciudadano, lo que les permitió subsistir políticamente. Su dirigente estatal prefirió pelearse con los candidatos de otros partidos durante toda la campaña que estar pendiente de sus propios abanderados, que como pudieron hicieron proselitismo.

Que parece que no hay autocrítica en la dirigencia estatal perredista, por el contrario, ahora piden que renuncie Manuel Granados al Comité Directivo Nacional, por no haber apoyado ni de palabra a los campechanos. ¿Y aquí seguirá la administración de la familia que maneja la franquicia sin pagar las culpas de una derrota escandalosa, que pone a su partido en el peor retroceso en la entidad?