Lo más comentado…

12

Que la que fue exhibida en todo el país fue la senadora campechana pero avecindada en la capital del país Layda Sansores San Román, a quien se le señala que facturó a nombre del Senado gastos personales, algunos de artículos que rayan en lo increíble, que ascienden a 700 mil pesos durante 2016 y 2017.

Que los elevados gastos no están relacionados con su labor legislativa, pues incluyen tintes para el cabello, desodorantes, pasta de dientes, ropa, almohadas, sábanas, un refrigerador, una estufa, una licuadora, las compras del supermercado y hasta una muñeca de más de 4,000 pesos, entre muchos otros.

Que según un reportaje de Televisa, el 30 de noviembre de 2016, se gastó, por ejemplo, seis mil 610 pesos en 12 kilogramos de bacalao noruego y dos kilos de jamón serrano; además, en maquillaje, joyería, ropa, bolsas y juguetes para sus nietos gastó 56 mil 274 pesos.

Que la fiel seguidora de López Obrador percibe en el Senado un sueldo mensual bruto de 223 mil pesos, más un recurso extra llamados de servicios generales en apoyo de sus labores legislativas, que tiene que comprobar y que va desde los 150 mil a los 232 mil pesos mensuales. ¿Y dónde quedó la austeridad y humildad que pregonan los que apoyan a Andrés
Manuel? Ni cómo defenderla.