Lo más comentado…

23

Que sigue dando mucho de qué el escándalo en la delegación estatal de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur), donde el actual presidente Jean DuBar hizo público que su antecesora, Verónica Ceballos Cámara, cometió diversas irregularidades durante la gestión que terminó en 2017.

Que a Ceballos se le acusa de haber entregado a familiares cercanos las obras del nuevo edificio; que infló en tres millones de pesos la construcción que, de 5 millones presupuestados, terminó costando 8; que actualmente ya presenta fallas la construcción y apenas tiene un año; que los contratistas no firmaron completos los contratos… por citar algunas.

Que la respuesta de la actual candidata por el PAN al V Distrito deja más dudas que certezas, cuando su único argumento es que es “guerra sucia”, que solo quieren dañar su imagen y su prestigio, y que todo tiene un fin político. Una vez más, como acostumbran hacer los panistas, se victimizan para causar pena y lástima ante la opinión pública.

Que si Ceballos Cámara está tan segura de que no hay irregularidades, ¿por qué no lo demuestra con documentos, con pruebas, y no solo con palabras? Ahora anda mostrando unas actas de la entrega-recepción, pero eso no comprueba que no favoreció a sus familiares o que ni infló los costos. ¿Por qué si tiene la razón no convence con hechos? ¿Porqué hacerse la víctima cuando puede ser verdugo de quienes, según ella, la difaman?