Lo más comentado…

26

Que les está saliendo contraproducente a los organizadores de la marcha del pasado sábado en apoyo a los candidatos del PAN, en específico a Eliseo Fernández Montúfar, puesto que no resultó tan ciudadana, ni tan espontánea, sino que ya empezaron a aparecer versiones de cómo manipularon a cientos de campechanos.

Que si bien es cierto que muchos acudieron de buena fe, convencidos de que con su presencia contribuían a pedir un “voto libre”, lamentablemente fueron la minoría. Un elevado número llegó a la concentración en vehículos rentados para la ocasión, recibieron camisetas gratuitas para ser uniformados, y, según imágenes en redes sociales, a varios les pagaron por unirse a la “bola”.

Que lo que se ve en las redes sociales es a ciudadanos que llegaron porque los invitó el vecino, que fueron pero no les dijeron ni de qué se trataba el evento, que pensaron que era un mitin de campaña de Eliseo, o tal vez de López Obrador.

Que no se critica que se haga una marcha y que los ciudadanos que quieran participen. Lo que se cuestiona es que se haya recurrido al acarreo, al reparto de obsequios y a la presunta compra de asistentes, y no se tenga el valor de reconocer que así se hicieron las cosas. El evento tuvo un costo y alguien tuvo que cubrirlo. Si ni la propia organizadora sabe de dónde salió el dinero, ¿entonces quién lo patrocinó y cuánto invirtió? Una vez más, como en los audioescándalos, se tira la piedra y se esconde la mano.