Lo más comentado…

17

Que en el Partido de la Revolución Democrática sigue la indefinición que los caracteriza. Luego de la imposición de Víctor Améndola Avilés para administrar la franquicia, se han dado algunos movimientos internos, reacomodos naturales que tenían que hacerse para disimular que hubo una ‘renovación’.

Que a Améndola Avilés no se le ha visto salir de nuevo a la opinión pública luego de su imposición; daba más conferencias de prensa cuando quería llamar la atención de los dueños de la franquicia, cada semana hablaba de todo lo que se le ocurriera y a todo lo que le preguntaban daba respuesta. ¿Se le acabó el rollo? ¿Andará muy ocupado buscando alianzas para las próximas elecciones? ¿Estará recibiendo instrucciones del dueño del partido?

Que el que no para de hablar es Luis García Hernández. Lo raro es que este personaje ya no tiene ningún cargo en la estructura del PRD, pero sigue usando las siglas de la franquicia para convocar a los medios, para despotricar contra Morena, contra panistas y contra cualquiera que le caiga mal.

Que García Hernández negoció para dejar como secretaria general del PRD a su compañera sentimental Lucía Florentina Rodríguez Ehuán, pero ella ni siquiera lo acompaña en las conferencias de prensa. ¿Pues qué funciones realiza la señora? ¿Con qué atribuciones sigue García opinando a nombre de su partido? ¿Qué no hay nadie más que pueda salir a decir tontería y media en las conferencias perredistas?