Lo más comentado…

19

Que nada le está saliendo a los dirigentes del Partido del Trabajo en Campeche, para las cada vez más cercanas elecciones del 1 de julio. Primero se quedaron solitos cuando Morena decidió hacerles el feo, no los tomó en cuenta en el reparto de candidaturas y se deshizo la coalición que querían formar junto con Encuentro Social.

Que una vez que tuvieron que rascarse con sus propias uñas, el PT estuvo luchando por cumplir con el número de candidatos para todas las posiciones. Saben bien que no ganarán nada, pero el objetivo no es ese, sino conseguir el número de votos que les permitan recuperar su registro ante el IEEC y de esa manera recibir dinero del presupuesto como todos los partidos.

Que ahora el PT está pagando las consecuencias de haberle abierto espacios a chapulines de la política. Es el caso de Enrique Kú Herrera, quien gracias a su habilidad y contactos en la ciudad de México se coló en el primer lugar de las listas de plurinominales para diputaciones locales, lo que de alcanzar el porcentaje de votación, le daría un nuevo cargo sin dar un golpe, como siempre.

Que Ku Herrera regresó a la política recientemente como representante de las Redes Sociales Progresistas, pero antes ha militado para el PRI, Nueva Alianza y ahora en el PT no siquiera es militante, pero ya les comió el mandado a Antonio Gómez Saucedo y Ana María López, la pareja que administra a su antojo la franquicia petista en la entidad.