La seguridad ciudadana ante todo

25

La implementación de la vídeo vigilancia en la entidad arroja resultados adecuados ya que mediante esta tecnología se ha logrado no solo el aseguramiento de delincuentes en flagrancia del delito, sino también la prevención de actos delictivos e incidentes diversos, y eso es solo una parte del  engranaje que la actual administración despliega para mantener a Campeche como la entidad de menor incidencia delictiva del país.
De acuerdo con el Dr. Jorge de Jesús Argáez Uribe,  tan solo en dos meses se logró el aseguramiento de poco más de 800 personas que fueron detectadas en la comisión de diversos delitos y faltas administrativas  que van desde robos hasta conductas reñidas con la moral, e incluso, se auxilió al personal de la Dirección de Vialidad en accidentes de tránsito.
Y es que el uso de estas tecnología es parte de las estrategias que la actual administración estatal ha implementado para que la entidad continúe como la de menor incidencia delictiva en el país y de ahí, el interés del gobernador en ampliar en número de cámaras de vídeo vigilancia en los próximos meses, pues con ello se cierra aún más el cerco a los delincuentes.
Y es que, de acuerdo con el titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Campeche,  en la entidad operan un total de 197 cámaras de vigilancia las cuales están instaladas en las ciudades de Campeche y  Carmen, obviamente  las que mayor cantidad tienen con  105 y 92, respectivamente,  lo cual se entiende por ser las urbes de mayor población y donde se requiere más atención.
Las restantes están instaladas en las ciudades de Escárcega con 12 y Champotón con igual número, pero se invertirá en un millar de vídeo cámaras más para que la cobertura incluya a los restantes municipios e incrementar las que ya operan en Campeche, Carmen, Champotón y Escárcega ya que son un extraordinario apoyo en la labor de garantizar la seguridad pública.
Estos artefactos están instalados y en operación en los puntos de mayor flujo poblacional, tales como las áreas comerciales, pero igual en las áreas consideradas como peligrosas o de riesgo y que es ahí precisamente donde el personal policiaco a cargo ha detectado la comisión de delitos, incidentes y accidentes.
Como se puede ver, es clara la intención de las autoridades encargadas de la seguridad ciudadana para mantener en lo más bajo posible los índices de inseguridad y que Campeche siga como ese modelo nacional que paulatinamente abre horizontes para la llegada de inversionistas que generarán mayores fuentes de empleo para los campechanos.
Que seamos el estado más seguro de México no es cosa de la casualidad ni de magia, y sí, es verdad, que los campechanos se distinguen por ser pacíficos y gente de bien, pero también lo es que mucha gente de otras partes del país han llegado para intentar hacer de las suyas, y de ahí la importancia de todas estas actividades y estrategias que como parte de las políticas públicas, se aplica en Campeche. Al tiempo.