Inocencia infantil… O infantil inocencia

17

“El poder corrompe, el poder absoluto corrompe absolutamente” Lord Acton.
Los caminos de la vida son vericuetos que se transitan en silencio con el ruido estentóreo del pensamiento que indica, siga, cuidado o deténgase, según las circunstancias y las veredas que se estén recorriendo. En un texto de Krauze, como un tope preventivo de pueblo, en el que se quedan amortiguadores y llantas y una que otra mentadita, él escribe acerca de la “breve historia de la corrupción”, ¡Santa María!, entonces por eso no es tan importante ni se le considera como peligroso o de alto riesgo, por que tan solo es un poquito para ponerle sabor a la existencia colectiva, entendiéndose que la corrupción no es un rasgo cultural antiguo e ideosincrático sino un proceso histórico relativamente reciente, susceptible de ser controlado, y en gran medida, superado.
¡San Quintín de las bayonetas!, entonces Rómulo y Remo, Caín y Abel, Malinche y Cortés, Nerón y Calígula, son inocentes querubines que tan solo establecieron travesuras pequeñas y sin consideración, porque su vida política fue menos opresiva de lo que se cree, y su herencia menos decisiva de lo que parece. ¡Wowowowowow! ¡qué frase! ¿Y esto entonces no querrá decir que ellos resolvían sus cosas sin más ni más, y ante las exhibiciones actuales de la descarada corrupción sin medida y sin sentimientos de quienes de manera por demás cínica no han respondido y ni mucho menos se diga, que no han hecho algo por resarcir el enorme daño hecho a la nación, y como consecuencia a la sociedad en general, haga que a los anteriormente mencionados se les considere candidatos a las alas y al arpa con su nube de algodón por una eternidad?
Excelente lectura en verdad como para no compartirla en varios aspectos relevantes y a fuerza enemigos del avance progresista y determinante de la sociedad actual. Un Juárez que pedía préstamos personales para sobrevivir, conocido por su honradez y su preclara inteligencia a favor de los más necesitados, una Constitución hecha a modo, el establecimiento de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, La Suprema Corte de Justicia y una prensa libérrima manipulada. (Todo manipulado de manera absoluta desde la cúpula, empezando a dar la respuesta del porqué se considera reciente a la corrupción).
La inocencia infantil ha ido madurando con el tiempo siendo capaces de enfrentar a los chupeteadores profesionales que los han dejado en la cuna o en el petate, y emulando a aquellos escritores independientes de hace medio siglo (Bassols, Cosío y Villegas) que a pesar de ser reprimidos nunca dejaron de exponer sus ideas con el conocimiento pleno de las consecuencias, de la misma manera ahora están enfrentando dinosaurios moribundos que se resisten a caer, a pesar de haberse ellos mismos descubrirse en sus perversidades. “Tanto va el cántaro al agua…”
“Si quieres mutilar el futuro de una sociedad, simplemente mutila a los niños, la lucha por la supervivencia de nuestros hijos es la lucha por la supervivencia de nuestro futuro. La cantidad y la calidad de esa supervivencia es la medida del desarrollo de nuestra sociedad” Ngugi Wa Thiong´o.
Ya no es el egoísmo de pensar en uno, sino la necesidad de aglutinarse en un todo que haga olvidar aquella frase feliz de que se vive en un lugar donde jamás sucede algo. Decisión y acción van de la mano, van en camino, convirtiendo LA INOCENCIA INFANTIL…EN INFANTIL INOCENCIA.
garihefa@hotmail.com