Impulso sin precedente en Campeche a programas de beneficio social

23

La excelente relación que el gobernador de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas, mantiene con el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, ha sido un factor primordial para que el estado reciba beneficios sin precedente para atender como nunca a la población que vive en extrema pobreza, especialmente en lo que respecta a atención alimentaria a niños y adolescentes, cuya tarea ha desempeñado con esmero el delegado de la Secretaría de Desarrollo Social, Christian Castro Bello, quien tomó las riendas de esta dependencia en enero de 2016, nombrado por el entonces titular de SEDESOL y hoy precandidato del PRI a la presidencia de México, José Antonio Meade Kuribreña, dando resultados tangibles y medibles en beneficio de quienes menos tienen.
Estar a la par del vigoroso ritmo de trabajo que le imprime a sus tareas de gobierno el jefe del ejecutivo estatal Alejandro Moreno Cárdenas para cumplir los compromisos contraídos con los campechanos, es un reto al que los delegados federales se enfrentan todos los días y Castro Bello, al frente de la SEDESOL, ha tenido muy claro que está dinámica de dar resultados en favor de la población más desprotegida no admite bajar la guardia en las responsabilidades que le competen y exige dar el todo por el todo.
Christian Castro Bello, con 33 años, ha demostrado en los hechos que la juventud no es impedimento para cumplir con eficacia y alto sentido de responsabilidad un cargo público de la importancia que tiene la SEDESOL, pues en los dos años que tiene al frente de la delegación estatal cubrió ampliamente las metas de los ocho programas sociales que ahí se manejan, tales como: Fomento a la Economía Social, Seguro de Vida para Jefas de Familia, Pensión para Adultos Mayores ( 65 y Más), Coinversión Social, 3×1 para Migrantes, Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras, Empleo Temporal y Comedores Comunitarios.
En todos estos programas, Castro Bello ha cumplido en tiempo y forma para alcanzar las metas trazadas y llevar los beneficios al mayor número de familias que enfrentan el flagelo de la extrema pobreza, así como para incorporar e incrementar a sus respectivos padrones a quienes en verdad lo necesitan, tarea en la que recibe el apoyo de los presidentes municipales, cuya colaboración ha permitido que se ejerzan sin contratiempo los presupuestos asignados por la Federación a esta dependencia.Especial atención ha sido la que el delegado de la SEDESOL en Campeche ha puesto en el cumplimiento del programa de Comedores Comunitarios que el presidente de México, Enrique Peña Nieto, decretó dentro del Sistema Nacional para la Cruzada contra el Hambre, para mejorar las condiciones de acceso a la alimentación de la población, rural o urbana. Cabe destacar que a partir de que Christian Castro Bello tomó la encomienda de la delegación de la SEDESOL, en territorio campechano solo existían nueve comedores comunitarios: siete en el municipio de Candelaria y dos más en Carmen, que atendían a un total de mil 205 personas, niños y adultos mayores principalmente. Actualmente se han sumado dos comedores en Calakmul, uno en Campeche (dentro del Instituto Tecnológico de Chiná donde asisten estudiantes de comunidades indígenas); uno en Tenabo, dos en Hopelchén y dos en Escárcega, pero el pasado 5 de julio de 2017 que vino a la entidad el secretario de Desarrollo Social, Luis Miranda, se concretó la gestión de 50 comedores comunitarios más.
En Carmen están por inaugurarse dos comedores más y quieren otros tres; en Calakmul se acondicionan otros dos; Escárcega solicitó dos más; Calkiní gestionó cinco; Champotón inaugurará dos comedores en Sihochac y Paraíso, pero quiere un total de nueve. En los 17 comedores ya existentes sirven mensualmente alrededor de 70 mil 300 raciones, desayunos y almuerzos, donde los beneficiados que pueden hacerlo aportan una cuota de recuperación de entre dos y cinco pesos, cuyos alimentos de alta calidad y valor nutricional los abastece DICONSA. El lugar donde se asientan, así como la construcción y rehabilitación de los inmuebles corresponde a los Ayuntamientos, pero SEDESOL los equipa de lo necesario para su funcionamiento. En 23 estados del país SEDESOL cuenta con cinco mil 208 comedores que atienden a 500 mil personas en extrema pobreza y sirven 1.1 millones de raciones al día.
Según la CONEVAL, 38 mil campechanos han salido de la pobreza extrema, lo que implica que el 4.4 por ciento de este sector dejó de tener tres o más carencias. Campeche en 2014 ocupaba el lugar 27 entre las entidades con mayor pobreza extrema pero, a partir de 2016, fue superando este flagelo social y hoy se ubica en el lugar 4 de los estados que han mejorado los niveles de vida de la población.