Hablemos de Juventudes

20

DESDE LA CALLE
EDUARDO ARÉVALO

El Programa Mundial de Acción para la Juventud de la ONU, considera a dentro de esta clasificación a quienes se encuentran en el rango entre los 15 y 24 años.
EL consenso general de organizaciones como la OMS, UNICEF y UNESCO, considera jóvenes a quienes cuentan entre 12 y 29 años.
La importancia de comprender las expresiones de nuestro sector, radica en identificar su proceso de formación, así como los mecanismos mediante los que se manifiestan. La referencia a este sector como simplemente “juventud”, resulta confusa e insuficiente para entender a un conjunto de la población que socializa más allá de su edad.
Las y los jóvenes construyen sus identidades basados en aspectos personales, psicológicos, socioeconómicos y conforme a su transición a la adultez.
Las identidades referidas van desde las étnicas, sociales, culturales e incluso contra culturales, que permiten a las y los jóvenes agruparse para participar en sociedad.
El punto de partida anterior nos permite entonces hablar de las juventudes, más de que de juventud.
Juventudes que demandan de entrada el reconocimiento como personas de derecho, espacios de participación y respuesta a los problemas inherentes a esta etapa de la vida.
Agradecido con la confianza del Gobernador Alejandro Moreno Cárdenas para trabajar #ConLasJuventudes de Campeche, nos hemos puesto a trabajar desde el primer día. La hoja de ruta marca primero, escuchar para hacer más, hablar en el lenguaje de las juventudes y estar donde están, es decir, proximidad para responder.
De manera homologada al PLAN ESTATAL DE DESARROLLO, atendiendo a las líneas de acción de la Secretaría de Desarrollo Social y Humano y en coordinación con el Instituto Mexicano de la Juventud, trabajamos en tres sentidos: Prevenir y responder problemáticas, empoderar a las juventudes y fomentar la apertura de espacios de expresión.
En dos semanas hemos tenidos contacto con escuelas secundarias y preparatorias, hablando de prevención de embarazos y adicciones en adolescentes, con grupos deportivos que practican soccer, tochito y baseball, así como colectivos juveniles que agrupan diversidad de identidades como estudiantes hasta raperos.
El amplio mosaico de pluralidad que conforman los más de 290 mil jóvenes de nuestro estado, nos motiva a hacer uso de los datos, a revisar nuestra Ley Estatal de Juventud y de la heurística para ofrecer alternativas que empoderen a las juventudes y encuentren cauce sus deseos de participar como parte de la ciudadanía.
En el INJUCAM estamos hablando de juventudes y trabajando por ellas, pues el bono demográfico también debe traducirse en movilidad social.
Hemos puesto manos a la obra y tenis para caminar donde ell@s para escuchar de viva voz cómo haremos equipo para crecer juntos.

¡El futuro es hoy y son las juventudes!