¿Es un juego, un partido o una burla?

21

Para jugar hay que prepararse de manera excepcional so pena de ser por siempre un perdedor, y no se hace referencia a una nación o a un sistema de competencia. Un partido en alguna ocasión, salvo contada excepción, se convierte en un partidazo por el compromiso y entrega de los integrantes que se encuentren inmersos en la disputa, o de la enjundia y vergüenza de los contendientes que obligan a dar ese plus que todos esperan para el mejor desarrollo de cualquier función; pero entonces, si combinamos las dos palabras en el ámbito de la cotidianeidad, en donde se alimentan oportunismos y competencias desiguales, se presenta por sí misma la quisquillosa imagen de la burla, que eso sí, mueve, hiere y llena de ira, pero que después se ignora fortaleciendo con ello la inmortalidad de la nueva sociedad, con los noveles y sabios individuos que lograron el indestructible espacio en donde nunca pasa algo.
México es una rpública democrática representativa y federal , portadora de una doctrina enfocada en la vida social con las implicaciones consecuentes de respeto a los derechos individuales y colectivos. (pa su mecha, lo que sea de cada quien, está hermosa la frase), pero en donde se ha generado a través de los años y los procesos diversos, (surgimiento indiscriminada de grupos de poder de manera legal, con y por personas que son las mismas que circulan por cada uno de ellos pisoteando la dignidad y el respeto del individuo) que han ido creando el enorme muro de la desconfianza ante la violación que proporciona el poder, hacia la democracia, que ha sido pisoteada al no permitirle ser el ejercicio libre y pleno de las sociedades civiles.
En pocas pero directas palabras, dónde quedan la igualdad de oportunidades y la participación de los individuos, cuando en tu casa te envían a quien te obligará a pagar una renta o con argucias permitidas por el temido círculo vicioso, te hará salir de ella castigándote además por tu indisciplina. La construcción de una sólida democracia no es un tema sencillo, cuando la gran mayoría mira la paja con el ojo ajeno empeñando, y a veces vendiendo su honestidad con tal de aparecer en esa línea selecta, aún sea para servir de cenicero o limpiar botas con la propia saliva y la dignidad que va en busca del poder y la opulencia.
Tuve oportunidad de leer, y sonreír a cada momento de la interesante lectura, “El derecho a la resistencia frente al déficit democrático en México”, en donde menciona con claros ejemplos los tan solo reacomodos del sistema político mexicano, con las herencias de modelos económicos que siguen deteriorando la vigencia de los más elementales derechos humanos. ¿Transición hacia la democracia?, o burla de quiene
s manejan partidos políticos, hombres y nombres, desde la cúpula del poder con los amigos en turno. Transición hubiera sido el inicio de una lucha contra la impunidad, así como el reconocimiento de la verdad, el estrechamiento de los márgenes de desigualdad, el ataque a la pobreza y marginación rural, el reconocimiento a las capacidades más que a los parentescos y amistades, la verdadera apertura de los espacios de partición política libre y responsable, ¡Decepción!, Hasta Amnistía Internacional ha señalado a México como un país de Leyes sin Justicia, ya que todo el poder tan solo es manejado por aquellos que siendo tan pocos, son los únicos que utilizan la corrupción como la llave maestra para atraer puestos de mayor relevancia. El pueblo se prepara para ¿Otro Mesías? ¿Otro partido? ¿Otra transición? O tan solo ¿ES UN JUEGO…UN PARTIDO…O UNA BURLA?
Comentarios: garihefa@hotmail.com