Es de cobardes denostar, chantajear y amenazar a las autoridades electorales

15

En un México donde “llevar agua a su molino” es una práctica común de la mayoría de los políticos, especialmente de los que representan a los partidos de oposición, quienes no dudan en lanzar campañas de odio y de descalificaciones en contra de quienes gobiernan y tienen cargos de alta responsabilidad en las instituciones públicas, en vez de proponer soluciones a los problemas del país y pugnar por acabar con la impunidad y la corrupción con medidas legales y contundentes que no dejen lugar a dudas de que tienen la verdadera intención de buscar que las cosas en la nación cambien para bien, a 27 días de celebrarse las elecciones un gran número de mexicanos se encuentra hoy inmerso en una preocupante confusión que pone en duda el actuar del Instituto Nacional Electoral, INE, encargado de llevar a cabo este proceso, con su efecto colateral en los respectivos institutos electorales estatales.
Fraude, esa sucia palabra que implica engaño y que pone en duda la honorabilidad de quien resulta señalado culpable de ejercer tal delito, es la palabra que hoy está en boca de muchos mexicanos que, sin tener pruebas, ponen en entredicho los resultados de los comicios próximos a celebrarse a lo largo y ancho de la República, si este proceso no favorece al candidato presidencial de la coalición “Juntos haremos historia” que conforman los partidos MORENA,PT y PES, y que abandera el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador, mismo quien ha propagado este rumor que hiere sensiblemente la credibilidad del INE y pone en riesgo la integridad de todos sus consejeros que incluso han sido objeto de “amenazas de muerte” si no gana AMLO la magistratura federal.
“Este arroz ya se coció” grita a los cuatro vientos quien afirma ser “Peje” pero “no lagarto” y que debido a estar arriba en las encuestas (mismas que no votan), se cree ya presidente de la República a muchos días que los ciudadanos mexicanos confirmen, o no, mediante su sufragio, si tal sueño de Andrés Manuel realmente se hará realidad oficialmente y con todas las de la Ley, siempre y cuando se haga acreedor a la mayoría de los votos y no sólo gane porque él así lo decreta. No obstante, mientras la hora de la verdad se acerca para AMLO y los centenares de candidatos a diversos cargos públicos que contienden este 1 de julio de 2018, López Obrador sigue metiendo la idea en sus fanatizados seguidores que “la mafia del poder” está fraguando un “Mega Fraude” para “quitarle” por tercera vez la oportunidad de ser “el principal “inquilino” de Palacio Nacional.
“Al ladrón, al ladrón” azuza AMLO a una violenta persecución sin prueba alguna a sus ya indignados, ofuscados y violentos seguidores que abundan en su campaña proselitista y que están prestos a ofender, insultar y descalificar en redes sociales a todo aquel mexicano que no comulgue con el “mesías” y ponga en entredicho su triunfo electoral, pues Andrés Manuel debe ganar a como dé lugar y no hay argumento o resultado en su contra que valga o se viene una “revolución violenta” por un “fraude electoral” que sólo existe en la mente de gente obtusa que solo hace valer la democracia si el conteo de los sufragios favorece a AMLO y si no, pues de todas maneras éste gana porque gana, “haiga sido como haiga sido”.
Está “cobarde y vil estrategia” de inducir en la mente de la colectividad ciudadana de que en estos próximos comicios el gobierno federal está fraguando “otro megafraude electoral” para dejar fuera de nuevo al dueño de MORENA de erigirse como presidente de México, está hoy más que nunca fuera de lugar ya que el INE es una de las instituciones ciudadanas que
está demostrando con hechos su compromiso de que el 1 de julio se desarrollen las elecciones más limpias de la historia y garantizando que, gane quien gane, ese mismo dia por la noche los mexicanos sabremos el resultado oficial de quien será el próximo Jefe del Ejecutivo Federal.
Un ejemplo fehaciente de que las autoridades electorales en todo el país están obrando con responsabilidad en sus funciones, lo tenemos aquí en el Instituto Electoral del Estado de Campeche que preside la ciudadana consejera Mayra Fabiola Bojórquez González, quien junto con sus compañeros consejeros, se está ajustando al estricto cumplimiento de las normas y de la ley en la materia, para que no solo exista equidad y legalidad en esta contienda para todos los candidatos de los partidos, sino para que todos los campechanos en edad de votar puedan cumplir con este deber en plena libertad y en un ambiente de paz y tranquilidad. Insisto, descalificar a priori es de cobardes.