El recuento del daño

87

El priismo de Campeche es de los pocos estados que resistió al tsunami electoral avasallador que el pasado primero de julio borró del mapa nacional al PRI y al PAN, los partidos tradicionales, y con ellos dejó atónitos a analistas, medios de comunicación y en general a toda una sociedad. Sin duda que los resultados nos dejan a todos una gran lección. Los efectos de esta gran ola sí llegaron a sacudir el barco de la coalición local del PRI-Panal y PVEM, pero no lo hundió en el abismo. A reserva de lo que pase en los tribunales electorales donde llegarán las impugnaciones de los derrotados, el PRI se mantuvo con las uñas como primera fuerza política, se queda con seis ayuntamientos y nueve distritos. Sí huele a derrota, pues no era el resultado que esperaban.
En octubre deben llegar los nuevos inquilinos al Congreso del Estado, pero a pesar que el PRI mantiene la mayoría, las fuerzas políticas por primera vez estarán más equilibradas, al grado que se podrían destrabar leyes congeladas y reformas urgentes pero también estancarse por la falta de acuerdos.
Por la coalición PRI, PVEM y Panal llegan: Alvar Ortiz, Jorge Ortega, Karla Toledo, Lupita Torres, Rigoberto Figueroa, Ambrosio López, Oscar Uc, Emilio Lara, Dora Uc, Carlos Jasso y María Cupil. A estos se le suman sus plurinominales, Ramón Méndez, quien seguramente será el líder de la bancada del PRI, Ana Gabriela Sánchez, José Zapata y Claudia Muñoz.
La segunda fuerza ahora es Morena, sus diputados son: Joaquín Notario, Eduwiges Fuentes, Celia Rodríguez, Rashid Trejo, Sofia Taje y Claudet Sarricole. Los plurinominales son Selene Campos, José Luis Flores, quien seguramente será el coordinador de la bancada, Teresa Mejía, José Aragón y María Sierra.
En tercera fuerza llega el PAN, partido duramente castigado en estas elecciones, sus diputados son: Merk Estrada, Biby Rabelo y José Inurreta. Los pluris, otra vez Nelly Márquez, Jorge Nordhausen y María Oviedo, ¿Quién coordinará esta bancada? Es una batalla que van a librar el grupo de Valladares y el de Eliseo Fernández por el control del partido, a este último le deben no estar en el sótano.
Finalmente por el PRD llega Luis Hernández y por el PT Enrique Ku. El PRI ya no tiene un poderoso barco, pero el cayuco aún flota y Ernesto Castillo todavía respira.
La llamada. La candidata perdedora al Senado llamó al alcalde electo para que la considere, así le respondieron: “Lo siento, no puedo hacer nada por ti”.
La coordinadora. Se llama Katia Meave Ferniza, fungió como delegada nacional de Morena en Yucatán y fue nombrada por Andrés Manuel López Obrador como coordinadora en Campeche de programas de desarrollo. El próximo gobierno federal desaparecerá las delegaciones federales, con el objetivo reducir la burocracia y ahorrarse unos millones de pesos. Lo dijimos, que nadie se frote las manos.
El jugo verde. Con este licuado Manuel Zavala y Aníbal Ostoa limaron el enfrentamiento que Manuel desató en redes en contra del profe. La siempre amable Maggy Duarte fue el enlace. Lo cierto es que sí hubo un pacto, ya veremos a quien le estalla en las manos, al próximo regidor o al Senador.