El PREP, Edilberto y el Costeño

120

La urgente confianza en el resultado del conteo de los votos de los campechanos para la elección del próximo primero de julio a traviesa un espejismo de credibilidad académica construida desde hace una década por el personal del Instituto Tecnológico de Calkiní y dirigido desde el 2014 por un priista, viejo lobo de mar como Edilberto Rosado Méndez. Por los momentos políticos que estamos atravesando, necesario es defender a las personas que logran el prestigio de las instituciones, y si son educativas, la defensa debe ser férrea y no permitir terminen desprestigiadas por la mancha y ardor de la política.
El Consejo general del Instituto Electoral del Estado decidió principalmente con el criterio presupuestal que la auditoría informática, un ejercicio obligado por el Reglamento de Elecciones del INE, al Programa de Resultados Preliminares Electorales lo realice el ITESCAM. Decisión lógica si económicamente no te da para más. Pues de los 200 mil pesos que el tecnológico cobrará hay una enorme distancia entre los 9 y 13 millones de pesos que cotizó la UNAM y el Instituto Politécnico Nacional, respectivamente.
El otro criterio es la experiencia electoral, el Itescam la tiene. Para la elección del 2015 en Campeche fueron contratados sus servicios, en el 2016 lo hizo para los instituto electorales de Quintana Roo y Chiapas, sin que se tenga alguna queja. Los seis integrantes de la unidad de vinculación del Itescam son profesionistas con doctorados en sistemas computacionales, con conocimientos avanzados para descifrar la caja negra del PREP y verificar que no sea manipulada la información digital por parte de la empresa que dirige Carlos Treviño, director general de Proisi, quien cobrará por diez millones de pesos por el programa del PREP.
La mula no era arisca, la hicieron a palos. José Luis Flores, representante de Morena se quejó de la decisión de los flamantes consejeros, pues el Itescam lo dirige un priista viejo lobo de mar, Edilberto Rosado Méndez. El escozor del morenista aumenta –y con justa razón– porque Edilberto estaría dirigiendo una campaña para diputación federal. Si bien, Edilberto solo funge como representante legal del Itescam, y sus manos están muy lejos de la auditoría informática del PREP, fue la presidenta del IEEC quién colocó el gramo de oro en la balanza de la ética para Rosado Méndez.
Pero más allá de la observación del morenista, que por cierto no asiste a las reuniones previas del Consejo General Electoral, a José Luis Flores le faltó decir que el convenio entre ambas instituciones se considera un apartado de alta confidencialidad donde los involucrados firmarán cartas de secrecía. Además, por el costo se contemplan diez becas para estudiantes de la carrera en sistemas computacionales que participarán en la auditoría.
Morena tiene el derecho de poner la duda política sobre la mesa, pero no a sesgar la credibilidad del personal del Itescam. La decisión la tiene Edilberto ¿Inclinará la balanza a la ética del instituto o a su proyecto personal? Pero nadie debería mandar al diablo las instituciones cuando la credibilidad la construyen profesionales. Es como mandar al diablo los apoyos del gobierno federal o estatal a los jóvenes creadores para la cultura, habiendo tanto talento por apoyar ¿Verdad?
De risa. La comedia del alcalde de Hopelchén, pagar más de 300 mil pesos para un espectáculo a través de terceras personas para luego el Costeño no se presente. ¿Y el dinero? Han contratado a payasos locales y para que les paguen 3 mil pesos hacen todo un show.
Avanza. Estuvo en el edificio Adolfo López Mateos, en un reunión fructífera con altas esferas del PRI. Detrás de ellos el cuadro del Presidente.
La ruta. El ex delegado prepara la ruta de su campaña con destino donde antiguamente se levantó Tenochtitlán, espera el banderazo de salida.