Dueños irresponsables

23

Ayer al llegar a casa me encontré con una lamentable situación, en la que una persona había a tropellado a un perro de raza pequeña, nadie sabía de dónde era, lo cierto es que estaba muerto.
Por más que preguntamos en las casas aledañas si pertenecía a alguien, nadie nos dio una respuesta positiva, me impactó mucho porque poseo varias mascotas y si algo les llegara a pasar creo que me moriría detrás de ellos. Obviamente esto me genera una indignación, primero porque no se es un dueño responsable que acepta que tener una mascota requiere de cuidado y de atención, muchas personas me dicen: “Mi perro es muy inteligente, me rasca la puerta para que lo saque, le abro, hace sus necesidades y regresa”. No hay cosa que más me moleste que esos comentarios tan tontos por llamarlos lo menos; no se dan cuenta del tamaño de la IRRESPONSABILIDAD, ¿Son tan ciegos que no alcanzan a ver que al animal hay que protegerlo?, ¿Dejarían salir a su hijo de dos años a la avenida principal sin llevarlo de la mano? ¡Les apuesto que no!
En el caso de un perro es lo mismo, hay que sacarlos a caminar y si en el trayecto hace sus necesidades hay que levantar lo que hizo, hay que llevarlos con su collar y su correa. Hay que hacer conciencia de la responsabilidad de tener un perro, tal parece que los humanos somos más animales que los propios perros.
Es lamentable que estas cosas sucedan, que sigan teniendo animales de compañía solo por tenerlos y no ver jamás por ellos, justo un día antes platicaba con un amigo veterinario del grado de irresponsabilidad de los dueños de perros que después de que su animalito tiene tres días vomitando o con diarrea lo llevan al veterinario y todavía dicen: Estaba bien, pero hace tres días que está mal y por eso se lo traigo”… cuando ya lo que sea que tenga está avanzado y se complica el tratamiento y en ocasiones poco o nada se puede hacer por él, o peor aun cuando se les indica un tratamiento y no concluyen y regresan diciendo que no sirvió para nada.
Debemos entender que el adquirir un animal de compañía conlleva una ENORME responsabilidad y que esos seres vivos dependen de nosotros para todo, cuidarlos, vacunarlos, bañarlos, alimentarlos, educarlos. Y no solo es tenerlos porque se les “antojó” y luego a ver que hacen con ellos, se que esto no acabará, porque simplemente no hay educación ni sanción para este tipo de dueños, por más leyes que existan de cuidado y protección animal, nunca serán las suficientes ni tan eficaces para combatir la ignorancia de estos “dueños irresponsables” o debería escribir dueños ignorantes.