Derechos de la niñez

56

Sin duda lo más importante que tenemos como sociedad, son nuestros niños, no hay nada que no hagamos por ellos y por sacarlos adelante, los derechos de la niñez son fundamentales. Muchos años han pasado desde la primera vez que se aprobaron los derectos de los niños en 1959, luego una modificación en 1989, y finalmente los protocolos facultativos actualizados en el año 2000.
Ayer se firmó un acuerdo entre el gobierno de estado de Campeche y el Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (sipinna), convenio que garantiza la protección de este sector de nuestra sociedad, garantizado la atención y cuidado de los infantes.
Sin duda cualquier acción que tenga que ver con la protección, cuidado y respeto a los menores es muy valiosa, las acciones que puedan tomar los gobiernos son valiosas, pero esta es tan solo una acción que viene a apoyar el desarrollo de nuestra niñez porque la columna vertebral de todo cuidado y preocupación es la educación.
No hay mejor ni mayor legado que podamos dejar a nuestros hijos que una buena educación, misma que les dará las herramientas necesarias para defenderse. Fortalecer la educación es importantísimo entre mejor sea nuestro sistema educativo y mejorar la calidad de vida.
De hecho uno de los derechos fundamentales de los niños y las niñas es el de asistir a la escuela, derecho a una vivienda digna.
De manera ideal los menores deberán de vivir con sus padres y tener una convivencia sana con todos aquellos que los rodean; nada podrá sustituir el cariño y los valores que desde casa podamos brindarles en todo momento.
Este derecho a la familia es fundamental ya que le permite relacionar a los niños y niñas a una historia y le ofrece una zona de protección contra la violación de sus derechos.
Sin duda alguna los gobiernos deben de garantizar la educación gratuita, servicios médicos para nuestros niños y niñas y contar con toda una gama de políticas públicas que los protejan, pero la familia siempre será en la gran mayoría de la veces donde estos pequeños aprenderán los grandes valores y donde iniciarán con el aprendizaje de la tolerancia, responsabilidad, honestidad, bondad, colaboración, perdón y empatía. La educación en casa es tan importante o más como la escolar, y tal vez más, si tomamos en cuenta que los valores aprendidos en casa serán replicados en la escuela.
Así pues es de destacar cualquier esfuerzo hecho por las autoridades para el cuidado y bienestar de nuestros hijos pero nunca nada podrá sustituir lo que se enseña en casa, bueno o malo, nada justifica jamás el maltratar a un pequeño o pequeña. Siendo que no hay nada mejor en esta vida que ver a los niños felices.