De nuevos impuestos y reelecciones

50

En diciembre pasado el diputado panista Silverio Baudelio Cruz Quevedo juró y perjuró que en un trabajo sin precedentes se aprobaron las layes de ingresos de los 11 ayuntamientos sin nuevos impuestos ni incrementos a los existentes, porque la situación económica no está para ello. Y no fue una, sino varias veces que lo hizo y se envolvió con esa bandera.
Sin embargo, desde inicio de año el Ayuntamiento de Campeche y su alcalde Edgar Hernández Hernández implementó un impuesto disfrazado para que los campechanos paguen el refrendo por sus espacios en los panteones, lo que ha generado severas inconformidades entre los campechanos, especialmente entre los adultos mayores.
Resulta que este nuevo impuesto tiene un costo anual de poco más de $200, pero trae consigo una serie de trámites que involucran hasta a los notarios públicos con todos los gastos que implica contratar sus servicios. Según esto, es para reordenar la situación en que se encuentran los panteones del municipio.
El subdirector de esa área del gobierno municipal, Fernando Gerardo Rocher Segura subrayó que a partir de este año ya no se venderán propiedades en los cementerios, sino que ahora serán concesiones a tres y cinco años.
Luego de una serie de desmentidos entre el alcalde, el subdirector de panteones y el director de Servicios Públicos, Pablo Sánchez Silva, pero sobre todo ante la inconformidad ciudadana, la Comuna dio marcha atrás en este cobro y canceló el famoso pago a los que cuenten con títulos de propiedad de criptas, bóvedas y tumbas, no así para los que tienen algún espacio en concesión o renta.
Aquí lo lamentable es que los diputados, esos que juraron defender los intereses del pueblo, evidenciaron que no analizan los documentos y que sólo levantan el dedo y aprueban sistemáticamente lo que les pasan, pero más grave aún es el engaño que le hacen a la sociedad que representan con medidas electorales y populistas, de esas que en estos tiempos surgirán por todos lados.
Ya entrados en el ámbito electoral, todo parece indicar que el actual alcalde de Candelaria, Salvador Farías González recibió luz verde de la dirigencia estatal panista para buscar la reelección, misma que, a decir de muchos candelarenses, tiene amplias posibilidades de ganar, dado que la gente está satisfecha con el trabajo que ha desempeñado en esa Comuna que gobierna por segunda ocasión.
Ante ello, el candidato natural a sucederlo, al menos en la candidatura panista, el actual diputado, Jaime Muñoz Morfín hará lo propio para repetir otros tres años en el Congreso del Estado y buscar luego de ese proceso la alcaldía de Candelaria para así, mantener al Partido Acción Nacional al frente del gobierno municipal. Al tiempo.