Con apego a la ley, se ha reordenado el transporte público en Campeche

76

Desde que fue nombrado director del Instituto Estatal del Transporte el 6 de octubre de 2015, a unos días de haber concluido con su cargo de presidente municipal de Candelaria, y a escasos 21 días de iniciada la administración del gobernador de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas, el licenciado Candelario Salomón Cruz ha demostrado ser el más eficaz titular que el IET ha tenido desde que se fundó hace ya casi 10 años, durante la gestión del entonces gobernador Jorge Carlos Hurtado Valdez.
Abogado experimentado y poseedor de un carácter firme y decidido para hacer cumplir las leyes, Candelario Salomón Cruz ha logrado hacer productivo al IET, institución que cuando estaba en otras manos era considerado prácticamente un “elefante blanco”, una dependencia de “membrete” , donde se incumplía con los ordenamientos y normas que debían regir al transporte público en el estado y a través de la cual se fugaban enormes sumas de dinero que deberían haberse reportado a las arcas del gobierno y donde hasta “el más chimuelo masticaba tuercas” haciendo negocio con los trámites de permisos y concesiones.
Desde el primer día al frente del Instituto Estatal del Transporte de Campeche, el ex presidente municipal de Candelaria marcó la diferencia entre su actuar apegado a la legalidad, con la de su antecesor José Antonio Rodríguez Rodríguez, ya que Salomón Cruz operó de inmediato un plan de reordenamiento del transporte público que ha puesto en orden a más del 99.9 por ciento de los concesionarios de taxis y camiones urbanos (entre otras modalidades de transporte), que prestan sus servicios a lo largo y ancho del territorio estatal bajo la aplicación estricta de la ley en la materia, lo que ha arrojado ingresos como nunca en la historia del IET que fortalecen las finanzas del estado.
La firmeza y decisión que emplea Salomón Cruz para hacer cumplir la Ley del Transporte del Estado de Campeche y garantizar a los campechanos un servicio que les brinde seguridad en sus traslados, no es del agrado de quienes acostumbraban trabajar sus unidades bajo el “amparo” de la clandestinidad y la ilegalidad, actuar que le ha valido al titular del IET amenazas de todo tipo e incluso hasta el grado de atentar contra su persona, como fue el caso ocurrido con el pseudo líder de “martillos” y asesino de una jovencita en el año 2008, Danilo Echeverría Pereyra, quien intentó desestabilizar su gestión y planeaba el secuestro del licenciado Candelario, lo que no logró y hoy se encuentra de nuevo tras las rejas.
Hay que recordar que Candelario Salomón Cruz fue quien inició en el país el combate contra la operación ilegal de la trasnacional UBER cuando esta intentó prestar sus servicios en el estado de Campeche sin apegarse a las normas legales bajo las que operan los taxistas campechanos, lo que trajo como consecuencia la detención, de septiembre de 2016 hasta noviembre de 2017, de 460 vehículos UBER que han sido enviados al corralón y han tenido que cubrir multas hasta por 94 mil pesos para ser liberados, pero con la prohibición de continuar operando a menos de que cumplan con los trámites de ley para estar en igualdad de condiciones que los taxistas y se brinde seguridad a los pasajeros en el
servicio. Cabe señalar que sólo por concepto de multas a los UBER, la Secretaría de Finanzas del Estado ha recaudado ya casi 15 millones de pesos.
Y para seguir demostrando que durante su gestión al frente del IET no hay distingos ni ningún tipo de graciosa concesión para nadie, llámese como se llame o sea quien sea, Candelario Salomón Cruz llevó a cabo la semana pasada un operativo sorpresa en Calkiní contra unidades del transporte “piratas” que dió como resultado la detención de 14 camionetas que incumplian con la ley, siendo 13 unidades procedentes del vecino estado de Yucatán y una local, mismas que ahora tendrán que pagar multas superiores a los 90 mil pesos y sujetarse a los procesos de regularización si es que desean sus dueños contar con los permisos correspondientes para dar el servicio de transporte público de pasajeros en territorio
campechano.
“Aquí la ley se aplicará parejo, como debe de ser y como siempre se ha hecho. Son instrucciones del gobernador Alejandro Moreno Cárdenas y del secretario general de gobierno, Carlos Miguel Aysa González, y tenemos que cumplir al pie de la letra”, dice con firme convencimiento Candelario Salomón Cruz, un hombre de trato adusto, de pocas palabras, pero efectivo en su actuar al frente del IET.