Como la mujer del César…

42

Las nuevas autoridades municipales (Ayuntamientos) y representantes populares de la LXIII Legislatura del Congreso local asumen constitucionalmente funciones el próximo lunes 1 de octubre, previa toma de protesta en actos protocolarios que se darán antes de terminar septiembre. Las posiciones conferidas por la ciudadanía les obliga a ser responsables y cumplir con lo que prometieron, más allá de indigestiones políticas que no conducen más que al fracaso y la decepción.
Los 10 nuevos presidentes municipales, más el repetidor que sacó reintegro, así como los 35 nuevos legisladores locales (21 de mayoría relativa y 14 de representación proporcional) vestirán sus mejores galas el día de su “presentación en sociedad”, aunque alguno de los cuales, es posible, pudiera llevar puesto el insultante sombrero (charro), que resultaría falta de respeto al lugar y a lo que representa. En fin.
Los que llegan tendrán los reflectores a toda potencia en el inicio de un ciclo que se antoja histórico, plural, por la nueva conformación política del estado. Pero las miradas estarán puestas en el proceso electoral de 2021, “que ya se encuentra a la vuelta de la esquina”. El trabajo serio, inteligente, comprometido, con tacto político de alcaldes y diputados, el salvoconducto.
Así, de confirmarse por parte del TEPJF el triunfo de Óscar Rosas González en el Ayuntamiento de Carmen, el PRI, además, será gobierno en los municipios de Calkiní (Roque Jacinto Sánchez Golib), Champotón (Daniel Martín León Cruz), Hopelchén (Sandy Areli Baas Cauich), Palizada (Maritza Díaz Domínguez) y en Calakmul (Luis Felipe Mora Hernández).
Por su parte, AN gobernará en los municipios de Campeche (Eliseo Fernández Montúfar) y Candelaria (Salvador Farías González). En tanto Morena despachará en Escárcega (Rodolfo Bautista Puc) y Tenabo (María del Carmen Uc Canul). Finalmente, Encuentro Social hará lo propio en Hecelchakán con un viejo conocido: José Dolores Brito Pech.
En la LXIII Legislatura local, de no haber ninguna modificación judicial electoral antes de la “hora cero”, el PRI presidirá la Junta de Gobierno y Administración en los tres años de ejercicio constitucional, porque será el GP mayoritario, con un total de 12 diputados. Ellos son, por el principio de mayoría relativa, Jorge Jesús Ortega Pérez (distrito 5), Karla Guadalupe Toledo Zamora (6), María del Carmen Torres Arango (7), Rigoberto Figueroa Ortiz (14), Ambrosio López Delgado (16), Emilio Lara Calderón (18), Carlos César Jasso Rodríguez (20) y María Cruz Cupil Cupil (21).
Por el principio de representación proporcional, el PRI encaramó a Ramón Martín Méndez Lanz, que repite como diputado. Si nos vamos a la lógica política, éste encabezaría de nuevo la comisión “grande”, por su designación como coordinador del GP tricolor. Se le suman Ana Gabriela Sánchez Preve, José Enrique Zapata Acosta y Claudia Muñoz Uicab.
Morena llega con 11 diputados. Por MR, Joaquín Alberto Notario Zavala (8), Eduwiges Fuentes Hernández (9), Celia Rodríguez Gil (10), Ricardo Sánchez Cerino (11), Rashid Trejo Martínez (12), Sofía Jesús Taje Rosales (13) y Claudeth Sarricolea Castillejo (15). Por RP, Selene del Carmen Campos Balam, José Luis Flores Pacheco, Teresa Xóchitl Pitzahualt Mejía Ortiz y José Manuel Aragón García.
El PAN, por MR, con Merk Lenin Estrada Mendoza (1), Biby Karen Rabelo de la Torre (2) y Francisco José Inurreta Borges (3). Por RP, Nelly del Carmen Márquez Zapata, Jorge Alberto Nordhausen Carrizales y María de los Dolores Oviedo Rodríguez. El PT con dos de RP: Enrique Ku Herrera y Etelvina Correa Damián. Nueva Alianza, por MR, con Óscar Eduardo Uc Dzul (17) y Dora María Uc Euán (19). El PVEM con uno de MR, Alvar Eduardo Ortiz Azar (4) y el PRD con Luis Alonso García Hernández por la vía plurinominal.
Como se puede analizar, en los próximos Ayuntamientos y la LXIII Legislatura local se tomarán decisiones trascendentales para la vida económica, política y social de Campeche; para la gobernabilidad y progreso de la entidad, por lo que no sólo bastará parecerlo: los nuevos alcaldes y representantes populares, como la mujer del César, tienen que ser honestos, ejemplares, responsables y cumplidores, pero sobre todo tienen que anteponer el interés superior de los campechanos al interés propio y de grupo. Veremos.