Coincidencias políticas

31

Los tiempos son los tiempos. Y en lo que toca al análisis y deliberación sobre el presupuesto que se destinará para el estado el próximo año, pero también de qué manera será distribuido, ocupa buena parte de su tiempo al jefe del Ejecutivo estatal, Alejandro Moreno Cárdenas, que a últimas fechas ha dejado constancia de que la mejor forma de avanzar en el desarrollo de Campeche es construir juntos los mejores escenarios para la inversión social.
La historia es aleccionadora. Los desafortunados episodios donde la política y los enconos partidistas han dificultado el avance del progreso de Campeche, no han llevado a nada más que a retrocesos. Cuando el PAN, con Vicente Fox a la cabeza, cabalgaba en caballo de hacienda, se “obsequió” una dura lección que aprendieron muy bien los priistas, que para esos tiempos todavía tenían cuerpo y corazón. Ahora, en unas semanas más, dejaran de tener cabeza.
¿Quién no recuerda cuando al entonces gobernador Jorge Carlos Hurtado Valdez le tocó “lidiar” con dos mastodontes panistas (Fox y Calderón), podría decirse, en una etapa difícil para el priismo nacional por haber perdido en el año 2000 la “patria potestad”? El señor de la eterna sonrisa pudo reunir en público y en privado a todos los actores partidistas del estado para hacer más sólida la petición económica de los campechanos.
Si bien los “candados” fiscales hacia el estado no son acciones centralistas atribuidas exclusivamente a los dos gobiernos del PAN que antecedieron a Enrique Peña Nieto, no se olvidan las desgastantes negociaciones que solían hacer los mandatarios campechanos también con los presidentes emanados del PRI. No puede soslayarse la trascendental participación que tuvieron los legisladores federales para que la entidad reciba más recursos.
En el sexenio de Peña Nieto, particularmente en los últimos tres años, Campeche logró buenos resultados en las negociaciones para incrementar las participaciones y fondos de aportaciones que fueron destinados primeramente por el Ejecutivo federal para Campeche. Gracias a la entereza para compaginar el diálogo con todas las fuerzas partidistas, políticas y económicas para sincronizar acciones, se avanzó sustancialmente en este acometido.
Hoy, Moreno Cárdenas hace una labor importante de cabildeo, de trabajo conjunto con el presidente electo, con los legisladores federales y locales; con los presidentes municipales, sin distingo de colores partidistas, en un proyecto común que refleja las necesidades y prioridades del estado con el objeto de fortalecer el gasto federal y darle mayores beneficios a la entidad. Se habla de un Presupuesto 2019 de 19 mil millones de pesos, como punto de partida.
En este asunto de los dineros del pueblo, es decir, lo que finalmente se logra concretar para responder gradualmente a las demandas sociales, no se vale distanciar ni apergollar los proyectos de desarrollo de la entidad por el solo hecho de inyectar recursos federales, sobre todo ahora que el poder se mira desde una sola vertiente. Las coincidencias deben prevalecer por encima de las diferencias, sin intimidarse por las sombras políticas que buscan dar un “golpe de suerte”.