Campeche es seguro gracias a la labor de sus policías

47

Algo que toda sociedad aprecia y exige a sus gobiernos es contar con una efectiva seguridad pública que permita al ciudadano y a sus familias transitar con tranquilidad por las calles y realizar sin sobresaltos sus actividades cotidianas, así como contar con un refugio seguro en sus hogares.
La seguridad en el mundo es la prioridad de quienes tienen una obligación que cumplir como gobernantes y por ello, quienes tienen cubierto este satisfactor social o mantienen un control sobre la delincuencia la presumen como uno de sus principales logros, pues saben la valía que tiene y significa para la ciudadanía el sentirse protegidos y a salvo.
El tener los más bajos índices en secuestros, asaltos a mano armada, robos de vehículos, homicidios, hurtos a casas habitación y problemas suscitados por el narcotráfico (guerras internas y ejecuciones por el control de las plazas), es hoy una “moneda de cambio” que las autoridades destacan en su actuar a favor de sus gobernados, pues saben que lograr garantizar los mejores niveles de seguridad a la población es factor que incide en impulsar sus economías, al invitar al empresario extranjero a invertir en un lugar que les ofrece tal garantía para el desarrollo de sus negocios.
Hoy en día, muchos países del orbe viven copados por la delincuencia organizada y mantienen en vilo la seguridad y la vida de los ciudadanos honrados y pacíficos. México no es la excepción y el fenómeno de la inseguridad tiene prácticamente “maniatados” y “contra la pared” a los gobernantes de estados como Baja California Sur, Zacatecas, Tabasco, Veracruz, Tamaulipas, Morelos, Guerrero, Sinaloa y Colima.
Quienes combaten a los delincuentes y se enfrentan todos los días al riesgo de perder sus vidas en esta desigual lucha, son las policías de rango federal, estatal y municipal (aunque estas últimas su labor es más de prevención del delito), quienes ahora son apoyados por las fuerzas armadas, el Ejército y la Marina, que fueron involucrados en una lamentable estrategia de “guerra al narcotráfico” por el ex presidente de México, Felipe Calderón, y que se ha prolongado ya once largos años con la pérdida de miles de vidas de mexicanos, muchas de personas inocentes y ajenas al narcotráfico.
Esta cruenta y larga lucha contra los narcos ha incrementado los niveles de inseguridad, a índices preocupantes para la sociedad, y ha provocado que los delincuentes comunes (quienes asaltan en sus diversas modalidades y cometen delitos de menor rango) se diseminen a lo largo y ancho del país provocando el fenómeno del “efecto cucaracha”, que se ha esparcido a estados y ciudades otrora tranquilas, donde lo más escandaloso que ocurría era el hurto a comercios y el robo a casas habitación.
Ante tal amenaza, cabe destacar que Campeche ha sido uno de los estados cuyo gobernador, Alejandro Moreno Cárdenas, mayor preocupación ha mostrado para salvaguardar la paz y la seguridad de la población y donde se ha realizado una inversión histórica para garantizar que siga siendo la entidad más segura de la República.
Ya que en los dos primeros años de su administración ha dotado a la Secretaría de Seguridad Pública, al mando del Dr. Jorge Argáez Uribe, de 300 nuevos vehículos para patrullaje, cuando antes sólo contaba con 44 unidades, además de capacitar al cien por ciento a sus elementos policiacos y cubrir todos sus exámenes de control de confianza, lo que la convierte en una de las corporaciones más preparadas de México.
Otro paso más que el gobierno de Moreno Cárdenas ha dado para reforzar la seguridad de los campechanos, ha sido poner en operación la Policía Cibernética y la distribución de mil cámaras de video vigilancia en puntos estratégicos del estado, con lo que ya se disminuyó en un cinco por ciento los delitos del fuero común y en un 18 por ciento los del fuero federal.
Y para incentivar los esfuerzos que la policía campechana realiza en su sacrificada labor diaria, Moreno Cárdenas entregó el pasado día 22 de diciembre, por vez primera, el Premio al Mérito Policial a Darlis María Baas quien tiene casi 30 años de servicio, así como apoyos en vivienda a 124 elementos por 2.2 millones de pesos.